Barcelona, horizonte incierto para el Real Valladolid

El horizonte cercano del Real Valladolid es el Camp Nou y ese partido que tendrá que jugar el lunes 5 de abril a las 21:00 horas ante el Barcelona. Los de Sergio González llegan a esta cita tan complicada cita inmersos en las dudas provocadas por los positivos de los últimos días que han hecho que el trabajo programado para la semana pasada se haya visto afectado hasta el punto de que se anularon las sesiones de miércoles, jueves y viernes, sustituyéndolas por pruebas PCR, test de antígenos y todo tipo de controles para detectar cualquier problema, con la incertidumbre que ello conlleva hasta que el resultado está disponible.

Una vez superada esa fase, el equipo regresó al trabajo con las ausencias de Joaquín, Luis Pérez, Kike Pérez y Roberto y también con la de Míchel cuyo diagnóstico no es definitivo. Al margen de estas situaciones, los de Sergio sólo han tenido las ausencias de los jugadores que han estado con sus selecciones, caso de Orellana que jugó con Chile ante Bolivia (2-1) el pasado viernes y que ya estará de regreso a Valladolid para sumarse a las sesiones, aunque hay que recordar que no podrá jugar en Barcelona por cumplir ciclo de amarillas. El otro internacional es Weissman que participó de momento en los dos partidos que ha jugado Israel, perdiendo ante Dinamarca (0-2) y empatando ante Escocia, ambos valederos para la clasificación del Mundial de Catar y aún le resta por jugar el miércoles ante Moldavia, tras lo cual regresará a Valladolid con el tiempo suficiente de sumarse al grupo y jugar en el Camp Nou.

Ha comenzado por tanto una semana larga y extraña, en la que las mejores noticias viene de la mano de los que están en proceso de recuperación, caso de Marcos André cuya mejoría podría llevarle a entrar en la lista de convocados ante los de Koeman, tres meses después de ser operado de sus problemas en el pubis. También servirá este tiempo para que Kiko Olivas y Hervías continúen con su proceso de recuperación que avanza con los plazos previstos. Con todos estos condicionantes y si no aparecen nuevos positivos, el Real Valladolid prepara su vuelta a la Liga con garantías de presentar un equipo competitivo en el Nou Camp.