Juanfran: «Neymar dentro del campo es insoportable»

Juanfran Torres ha pasado por ‘El Larguero’ para analizar el camiseta Barcelona tai-Atlético, sus duelos en el pasado con Neymar y la actualidad rojiblanca.

Rivales: «¿El qué más me tocó las narices? Neymar. Fuera de campo me han dicho que es buen chaval, pero dentro del campo, insoportable. Él era de provocarte con y sin balón. Pero yo tampoco era un santo».

Dani Alves: «Nos peleábamos mucho y luego nos queríamos como hermanos. Tiene dos años más que yo y está a muy buen nivel».

Griezmann: «Nosotros queremos a Griezmann. Nos hubiese gustado que fuese nuestro estandarte, pero no fue así. Ahora prefiero que le vayan mejor las cosas a Luis Suárez».

Volver al Atlético: «El Atlético lo tiene fácil conmigo. Cuando me necesiten voy a estar ahí».

Atleti: «No creo que mi función del futuro sea cerca de Simeone, pero supongo que a él le encantaría que estuviera a su lado»

Gusto: «La dirección deportiva. Ahí está el Juanfran del futuro. Pero primero la formación, hay que ir poco a poco. Como en mi carrera».

¿Colgar las botas?: «Me queda gasolina. El tema es que me ilusione gastar esa gasolina. Van saliendo proyectos y estoy formándome para estar algún día en alguna dirección deportiva».

Cambio de sistema: «Me ha sorprendido el cambio de sistema del míster, creo que nos ha venido bien. Ha dejado desubicados a los demás equipos».

Campeones de Liga: «Nosotros sentimos que aquella Liga en el Camp Nou no se nos escapaba. Habíamos hecho una liga increíble, habíamos pasado a la final de Champions… Sentíamos que íbamos a ganar».

Villarreal: «Todo el mundo sabe lo familiar que es el Villarreal. Son gente respetuosa. Si no hubiese jugado tantos años en mi Atlético, me hubiese encantado ir al Villarreal».

Koeman recupera efectivos para las seis finales que le restan en LaLiga

Nadie quiere perderse el final de LaLiga en el FC Barcelona. Si hace unos días eran el portero Neto Murara y el delantero Ousmane Dembélé quienes recibían el alta médica y entraban en la convocatoria para el partido ante el Villarreal, ahora se apunta el centrocampista Miralem Pjanic, que este martes regresó al grupo tras haber estado unos días ausente por culpa de unas molestias en la rodilla derecha. Todo apunta que el internacional bosnio recibirá el jueves el alta médica y podrá entrar en la lista para el partido aplazado que jugará el Barcelona ante el Granada en el Camp Nou.

Si bien es verdad que Pjanic ha perdido protagonismo en este tramo de la temporada, hasta el punto que su presencia está siendo testimonial desde que Koeman apostó por el 3-5-2, su recuperación confirma las buenas sensaciones del equipo: todo el mundo está ‘enchufado’ de cara al tramo final de la temporada, donde el equipo podría asaltar el liderato este mismo jueves y situarse líder por primera vez esta temporada, superando en un punto al Atlético si vence al conjunto nazarí.

De hecho, ahora mismo sólo hay tres jugadores en la enfermería. Dos de larga duración y que ya no estarán disponibles esta temporada, Ansu Fati y Philippe Coutinho, y un tercero, Martin Braithwaite, que podría estar recuperado dentro de una semana tras sufrir un esguince en su tobillo derecho el pasado 20 de abril.

Koeman aún tiene por delante dos entrenamientos para preparar el partido contra el Granada: el primero será el miércoles y el segundo uno más suave de activación el mismo día del partido.

Soldado tiene cuentas pendientes con Koeman

El Granada afronta la visita al Camp Nou de este jueves con opciones muy remotas ya de poder pelear por plazas europeas pero con ganas de competir y sumar ante el Barcelona. “Si estamos a nuestro mejor nivel, podemos crear problemas a cualquiera”, postulaba Víctor Díaz después de la derrota ante el Sevilla. Hay una motivación especial siempre que toca rendir visita al Barça y este año esas ganas se multiplican después de lo que sucedió tanto en el césped como en los banquillos en los cuartos de final de la Copa del Rey.

El choque copero dejó abierta alguna que otra herida y un poso de rabia y malestar entre los jugadores y el cuerpo técnico nazarí. Hay cuentas pendientes, especialmente entre Soldado y Koeman. El equipo azulgrana levantó un 2-0 en el descuento y segundos antes de que el partido se fuese a la prórroga, Luis Suárez perdonó el 3-2. A los rojiblancos aún les quedó gasolina para igualar a tres, pero acabaron desfondados y cediendo el pase a semifinales que durante tanto tiempo tuvieron en la mano.

El duelo titánico de aquella noche en Los Cármenes no sólo tuvo lugar en el césped. Al mismo tiempo también se jugó otro partido en los banquillos. Los técnicos y suplentes del Granada acabaron muy molestos con la actitud que según ellos mostraron Koeman y sus ayudantes. Hubo más que palabras y algún que otro insulto entre ambos bandos, siendo Soldado el que más exteriorizó su indignación y el que lideró los reproches hacia Ronald Koeman.

El ariete del Granada, una vez sustituido y ante los aspavientos del técnico holandés y de sus ayudantes tras los goles barcelonistas, estalló y no se mordió la lengua contra preparador azulgrana: “Eres un payaso, no tienes humildad. Es un subnormal. No tenéis respeto. Así es como ganáis”. Diego Martínez también mostró su malestar por la actitud de los técnicos culés durante el partido: “Esto no puede ser. Respeta más, hombre ya”.

La tensión en los banquillos fue palpable durante el tramo final del encuentro y el colegiado, Sánchez Martínez, acabó expulsando a un integrante de cada cuerpo técnico. Por el bando nazarí mandó al vestuario a Jesús Pérez por “protestar de forma ostensible tras haber sido advertido”. También envió a la caseta a Albertus Schreuder, el segundo de Koeman, «por salir de su área técnica en la celebración de un gol haciendo gestos para provocar al banquillo local».

Bajo este precedente, el de este jueves no será un partido más para el Granada, que viajará con los deberes hechos de sobra esta temporada pero con ganas de saldar cuentas pendientes y torpedear el asalto al liderato del Barcelona.

Sergi Roberto aprieta para jugar la final de Copa del Rey

Sergi Roberto podría ser una de las grandes novedades en el once que presente Ronald Koeman para la final de Copa. El canterano sustituiría a un Sergiño Dest, que estuvo especialmente desacertado en el Clásico, cometiendo errores de bulto y desajustes tanto en ataque como en defensa, que obligaron al técnico holandés a sustituirle por Antoine Griezmann tras el descanso y cambiar asimismo de dibujo. Sergi Roberto salió por Sergio Busquets en el minuto 64, colocándose como interior derecho y teniendo a sus espaldas a Óscar Mingueza en el lateral derecho. Fue una reaparición agridulce tras dos meses fuera de los terrenos de juego: su rendimiento en el campo fue aceptable, pero se le notó su falta de ritmo.

De ahí que Sergi Roberto haya dado un paso adelante y este miércoles acudiera a la Ciutat Esportiva a ejercitarse pese a que el equipo tenía día de fiesta. El de Reus es muy consciente que si quiere postulares para una plaza en el once de la final de Copa tiene que apretar los dientes y recuperar el ritmo de competición y eso sólo se consigue entrenando y jugando partidos.

Parece evidente que la plaza de lateral derecho es todo un caramelo en la plantilla. El teórico propietario, Dest, no ha acabado de encontrar la regularidad deseada, mientras que Mingueza ha sabido hacerse un hueco, aprovechando la baja de Sergi Roberto. La apuesta por los tres centrales facilitó la entrada de los dos jugadores, tanto Dest como Mingueza, en el once, pero si finalmente recupera la tradicional línea de cuatro atrás, entonces la competencia por el lateral derecho se multiplicaría, al haber tres candidatos para la misma posición.

Parece claro que Dest es a día de hoy el gran perdedor de este pulso a tres, donde Mingueza y Sergi Roberto parten como mejor situados, con el factor a favor para este último de ser uno de los capitanes y contar con más experiencia para este tipo de partidos.

En todo caso, también Koeman tendrá que valorar cómo llega Sergi Roberto a la final: no hay que olvidar que en los últimos cuatro meses sólo ha jugado tres partidos, ninguno de ellos completo y que en el único que fue titular, ante el Granada (3-5) en los cuartos de la Copa, acabó recayendo de su lesión en el cuádriceps de la pierna derecha.

«Creo que sé dónde jugará Haaland el 1 de septiembre»

Hans-Joachim Watzke, director ejecutivo del Borussia Dortmund, ha concedido una entrevista en la BBC en la que ha vuelto a ser tajante sobre el futuro de Erling Haaland. Según el testimonio del mandatario, el club no tiene necesidad alguna de vender. También cargó contra la prensa y recordó casos como el de Jadon Sancho, que apuntaba a marcharse el pasado verano y se quedó en Signal Iduna Park. Pero quizás lo más llamativo de las palabras de Watzke es su visión de futuro para la 2021-22: «La única forma es mirar dónde jugará Haaland después del 1 de septiembre. Creo que sé dónde jugará Haaland, pero eso es todo lo que tengo que decir…«.

Las declaraciones, sin contexto de por medio, podrían ser inquietantes. Sin embargo, Watzke mantuvo un discurso lineal y claro sobre sus intenciones. En primer lugar, sobre la situación económica del Dortmund: «Cuando llegó la COVID-19 no teníamos deuda. Ni un euro. Por eso, estamos en una situación cómoda. No tenemos que vender un jugador. Eso es importante». A continuación, lanzó un claro mensaje a todos aquellos que crean que Haaland saldrá con certeza este verano.

«Los clubes ricos del mundo deben saber que cuando quieren un jugador del Borussia Dortmund hay dos posibilidades. La primera es que les digo que no tienen ninguna posibilidad. Otras veces, les digo que este es el precio. Entonces ellos deben saber que este es el precio, no otro precio. Somos muy claros y muy honestos», sentencia el director ejecutivo del club. Interpretando sus palabras, o Haaland no se vende o solo saldrá a un precio desorbitado.

El caso Jadon Sancho

El pasado verano, el Manchester United insistió en firmar a Jadon Sancho. Tal era la confianza de la entidad mancuniana que medios de comunicación de Inglaterra dieron por hecho el fichaje. A Watzke no le agradan demasiado los rumores: «Me canso de eso. El verano pasado, todos en Europa, todos los periodistas, dijeron que Sancho jugaría en el Manchester United o donde sea. Pero todavía juega en el Borussia Dortmund. Ahora todos escriben que Erling Haaland jugará la próxima temporada en el Real Madrid. En el Madrid o para Barcelona o para un lado o para otro«.

Es entonces cuando sentenció la frase de cabecera: «Creo que sé dónde jugará Haaland«. Tal testimonio, unido a la contundente declaración en la entrevista a la BBC parece indicar que Watzke tomará el primer camino posible: el noruego no se vende. En caso de que el deseo del futbolista o la fuerte insistencia de otros clubes fuercen a coger la otra ruta, pedirá una alta cantidad. Tanto es así que es capaz de articular, a mediados de abril, que su máxima estrella seguirá vistiendo sus colores al menos una temporada más.

Carga contra Guardiola

Pep Guardiola calentó la previa de la ida de cuuartos de final entre City y Dortmund, argumentando que el club alemán paga mucho dinero a los agentes para atraer a talentos jóvenes. Unas palabras que no han agradado a Watzke, muy crítico con la política de fichajes de los ingleses y las opiniones de su entrenador en consecuencia: «En los últimos cinco años se han gastado casi mil millones de euros en nuevos jugadores. ¿Quién tiene la posibilidad de hacer esto? No tiene que críticar a otros clubes. El Dortmund no es un club que deba tener grandes visiones porque no tiene mucho dinero. Si pudiéramos gastar mil millones, entonces podríamos tener visiones. Lo que quiero es que consigamos el estatus de ser uno de los mejores».

No obstante, reconoce el rendimiento y el mérito del City, aunque se muestra confiado de cara al encuentro de esta noche: «Antes del primer partido en Manchester, mi opinión era que teníamos un 10% de posibilidades. Ahora tenemos un porcentaje mucho mayor. Conozco muy bien a Guardiola. Es de los mejores entrenadores del mundo. Pero está claro que si eres entrenador del City y han gastado tanto dinero en el equipo es porque en Abu Dhabi quieren ganar la Champions«.

El calvario de Douglas

«Zubi, ¿quién es Douglas?». Aquella frase, entonada por un aficionado, ajustició desde el día 1 a un joven lateral que llegaba desde Brasil. En Can Barça, nadie conocía al futbolista, pero no por ello significaba que fuera a hacer un mal papel. En el Camp Nou, desde luego, pasó desapercibido. Tuvo que esperar a salir en calidad de cedido para demostrar algo más su valía. En 2019, finalizó su vínculo al Barcelona tras varios préstamos. Entonces, su carrera volvía a empezar y su decisión fue continuarla en el Besiktas.

Sin embargo, no ha cesado la tormenta desde entonces. Transfermarkt apunta que firmó hasta 2022, aunque la prensa turca desliza que este verano ambas partes podrían tomar distintos caminos. Sea como fuere, la experiencia no ha sido como él se esperaba. Es más, está viviendo un auténtico infierno. Hasta el mes de octubre de 2019, alternaba titularidades y suplencias e incluso llegó a probarse como mediocentro. Poco después se rompió el ligamento del tobillo para un total de dos meses en el dique seco.

Las campanadas de 2020 reabrian un nuevo horizonte para él. Pero nada más comenzar febrero volvió a tocar la puerta de la enfermería. Llegó su gran calvario. Se desgarró el fémur, una grave lesión que le impidió siquiera regresar tras el parón que desató la pandemia. Desde entonces, no ha vuelto a pisar el terreno de juego. La prensa de su país apuntaba a que el Besiktas le buscaría una salida en este mercado invernal, cosa que finalmente no se produjo.

Todo apunta a que en verano romperán el vínculo para que el brasileño pueda volver a disfrutar del deporte rey. Quién sabe si en su Brasil natal, al no funcionar su aventura en el continente europeo. Sea como fuere, de la presentación modo estrella que le dedicó el Besiktas a su llegada al día de hoy todo ha cambiado por completo. No solo en términos médicos o contractuales. También del futbolista que cuajó el mejor año de su carrera deportiva en el Sivasspor, con el que fue titular indiscutible y con el que marcó tres goles y dio otros siete a sus compañeros.

Las lesiones, su pesadilla

No es la primera vez que las lesiones echan por tierra la carrera de Douglas. En el Barcelona, pese a que en ningún momento tomaría un rol protagonista, no dejó de sufrir problemas físicos que le impidieron, por qué no, sumar minutos de calidad en segundas partes o se de la partida cuando se requiriesen rotaciones o en partidos de menor calibre. En El Comercio, reconoció en 2016 cómo visitar la enfermería le afectó psicológicamente: «En Barcelona pasé momentos muy díficiles con las lesiones. Llegaba a casa llorando todos los días«.

En el Sporting de Gijón vivió otro controvertido momento. Gerardo Ruiz, preparador físico del equipo, contó públicamente que Douglas se lesionó en el glúteo al dormirse en el autobús, algo que desató las bromas de los aficionados y el enfado de otros por el presunto bajo compromiso del futbolista. Este, cansado de ser la comidilla de redes sociales, se quiso defender también en la entrevista en El Comercio: «Aquello no estuvo bien en absoluto. Fue solo un músculo que se estiró excesivamente y todo lo que necesitaba era una masaje. Estaba entrenando al día siguiente y se dijo que me lesioné cuando no lo hice. Eso me entristece».

¿Y ahora qué?

Marque lo que marque su contrato, parece claro que Douglas abandonará el Besiktas este mismo verano. Deja Turquía sin pena ni gloria, tras un fantástico año en Sivasspor y la pérdida de expectativas con posterioridad. A sus 30 años, quizás sea el momento de regresar a Brasil para abordarse en la liga que le hizo fichar por todo un Fútbol Club Barcelona en el año 2014. Por el momento, no hay rumores de incorporación. Con la pandemia y las lesiones que figuran en su currículum, se antoja difícil que algún club llame al despacho del Besiktas para ofrecer una cantidad. La carta de libertad, opción más barajada, le permitirá decidir su destino. Y en sus manos, por tanto, la llama aún no apagada de seguir disfrutando del fútbol lejos de hospitales y fisioterapeutas…

Koeman reta a las vacas sagradas

Ronald Koeman dejó bien claro en la rueda de prensa previa al partido ante el Elche de este miércoles que son las vacas sagradas las que deben dar un paso adelante, rearmar moralmente al grupo y buscar soluciones para reencontrar la senda de las victorias. De ahí que haya decidido volver a convocar, por tercera vez consecutiva, a los mismos jugadores que perdieron (1-4) ante el PSG y empataron sorprendentemente (1-1) contra el Cádiz, de cara al partido aplazado que se jugará este miércoles ante el Elche en el Camp Nou correspondiente a la primera jornada de LaLiga.

Ninguna rotación, ningún descanso y ningún respiro. Todos los jugadores disponibles, sin excepción, han entrado en la convocatoria, incluso Frenkie de Jong, que tendrá que ir con mucho tiento de no ver una amarilla, ya que le dejaría fuera para el partido del sábado ante el Sevilla por acumulación de tarjetas.

La única novedad respecto a las dos últimas convocatoria es la presencia del delantero del filial Konrad de la Fuente, que se une a Iñaki Peña y Óscar Mingueza en la lista del primer equipo.

Ahora está por ver si Koeman vuelve a repetir once por tercera vez consecutiva o decide hacer alguna rotación, pensando en el próximo doble enfrentamiento ante el Sevilla, de Liga y Copa. Muchas miradas estarán puestas en Clemente Lenglet, el gran señalado por el empate ante el Cádiz, tras provocar un penalti absurdo en el último minuto, y en Ousmane Dembélé, que el propio entrenador señaló públicamente por haber desaprovechado ocasiones muy claras ante el Cádiz.

En la enfermería blaugrana se mantienen Ansu Fati, Philippe Coutinho, Sergi Roberto y Ronald Araújo. Este último será el primero en regresar. De hecho, no se puede descartar que reaparezca este sábado ante el Sevilla en LaLiga o, a más tardar, cuatro días más tarde en el trascendental partido de Copa ante el conjunto hispalense, donde los blaugrana están obligados a remontar un 2-0 en contra si quieren pasar a la final.

La relación completa de futbolistas para jugar este miércoles (19 horas) ante el Elche en el Camp Nou está formada por: Ter Stegen, Neto, Dest, Junior, Lenglet, Piqué, Alba, Umtiti, De Jong, Busquets, Pjanic, Matheus, Pedri, Riqui Puig, Griezmann, Braithwaite, Dembélé, Messi, Trincao, Peña, Konrad y Mingueza.

Ilaix Moriba, el peluquero que apunta a nueva estrella del Barça

Las puertas del primer equipo del Barcelona se están abriendo para Ilaix Moriba (Conakry, Guinea, 2003), una de las grandes apuestas de La Masia, mientras la pandemia del coronavirus le ha obligado a hacer una pausa en su gran pasión más allá del fútbol: la peluquería. «Uno de sus hermanos era un gran jugador, prometía muchísimo y no siguió el camino de progreso que se esperaba. Esto Ilaix lo tiene muy en cuenta. Lo he hablado mucho con él porque trabajamos los valores, incluido el hecho de saber digerir el éxito y el reconocimiento, algo que no es fácil a su edad», explica a EFE Josep Pons, su profesor de peluquería.

Ronald Koeman hizo debutar a Ilaix el 21 de enero ante el Cornellà en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, tan solo dos días después de que cumpliera la mayoría de edad. Además, el entrenador holandés le dio la oportunidad como titular en un encuentro en el que pudo mostrar una pequeña ración de su enorme potencial. También formó parte de la convocatoria en los octavos de final que el Barcelona disputó el miércoles ante el Rayo Vallecano, pero esta vez el joven centrocampista vio desde el banquillo cómo sus compañeros derrotaban al conjunto madrileño por 1-2.

Cláusula récord: 100 millones

En abril de 2019, cuando tan solo sumaba 16 años, el Barcelona lo renovó hasta 2022 con una cláusula de rescisión récord para un futbolista de su edad: 100 millones de euros. Sin duda, Ilaix se convirtió en ese momento en una de las grandes apuestas de La Masia, a la que llegó en 2010 procedente del Espanyol, junto a Ansu Fati.

Precisamente a principios de 2019 Ilaix empezó a ir a la escuela de Josep Pons, una de las seleccionadas por La Masia para que las promesas azulgranas aprendan habilidades y una forma de ver la vida fuera del fútbol. «Nuestra filosofía es muy coincidente con la de La Masia. Está basada en los valores, en la cultura del esfuerzo, en la humildad y en la superación constante», asegura Pons. En esta escuela Ilaix, que vive con sus padres en Santa Coloma de Gramenet, se forma en barbería, en peluquería masculina y femenina, y en asesoría de imagen.

Y también en gestión de empresas. «Este tipo de formación me la recomendó con muy buen criterio Xavi Martín (director de La Masia)», dice el empresario del mundo de la imagen. «Como jugador de élite no tendrás el tiempo suficiente para dedicarte al día a día de tu negocio. Así que deberás tener empleados y lo fundamental será saber gestionar», añade.

El jugador español de origen guineano no fue el primer azulgrana que acudió a la escuela de Josep Pons para estudiar un ciclo formativo. Previamente pasó por allí Kike Saverio, cuatro años mayor que Ilaix, y quien actualmente juega en el filial del Osasuna. De hecho, Saverio fue quien le recomendó que acudiera a esta escuela y lo convenció. Además, allí Ilaix no llegó solo, sino que lo hizo acompañado por otro jugador de La Masia, Brian Peña, mediocentro del Juvenil A.

Alumno modélico

«Ilaix siempre ha tenido una actitud modélica. Es muy hábil. Tiene una facilidad brutal para captar y plasmar», asegura Pons. «A mí algunas personas me dijeron que Ilaix quizá no tendría disciplina y la verdades que es un chico muy disciplinado, todo lo que puedo decir sobre él es positivo», insiste.

La lista de jugadores de La Masia con interés por la peluquería y la imagen estaba a punto de incrementarse en 2020 con dos incorporaciones más a la escuela de Josep Pons, pero la pandemia del coronavirus las aplazó. E Ilaix Moriba y Brian Peña también se vieron obligados a dejar de acudir a clase hasta que la situación sanitaria mejore. «En nuestra escuela hay muchos alumnos y aunque cumplimos con todas las medidas de seguridad y el Barça quiere evitar al máximo los contactos, lo entiendo perfectamente», dice Pons. «Continuaremos cuando la pandemia lo posibilite», explica.

Mientras tanto, Ilaix se encuentra ante la irrupción en el primer equipo, una oportunidad que lleva deseando desde que vistió por primera vez la camiseta azulgrana en el benjamín C hace 11 años. La precaria situación económica del club, que obliga a mirar a La Masia, provoca que el momento sea especialmente propicio.

Piqué, el único jugador de la plantilla que podrá votar el 24 de enero

A día de hoy, si se mantiene el 24 de enero como fecha para acudir a las urnas para escoger nuevo presidente del FC Barcelona, sólo un jugador del primer equipo podrá ejercer su derecho como socio. Estamos hablando de Gerard Piqué, quien ya participó en las del 2015, en esa ocasión junto a Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Carles Puyol, aunque estos dos últimos ya no eran jugadores del primer equipo el 18 de julio.

El motivo por el que habrá una representación tan escueta de la plantilla del primer equipo en estas elecciones es porque el Barcelona juega ese día en Elche la decimonovena jornada de LaLiga. Además, al ser el partido a las 16.15 horas, obliga a la expedición blaugrana a desplazarse un día antes a la localidad ilicitana. A todo esto, en las elecciones del Barça está prohibido el voto por correo y el telemático, por lo que sólo se puede ejercer el derecho a voto de manera presencial, frustrando de esta forma cualquier tentativa a los convocados para ese encuentro.

Quien sí estará ese día en Barcelona es Piqué, inmerso en su proceso de recuperación de una lesión complicada -una rotura parcial del ligamento cruzado anterior y un esguince de grado tres del ligamento lateral interno de la rodilla derecha-. El 24 de enero se cumplirán los dos meses de baja, aunque en principio se espera que tarde un mes más para volver a los terrenos de juego.

Ansu, sin experiencia

Habrá otro socio en la plantilla que también estará en Barcelona el 24 de enero: Ansu Fati. Pero, en el caso del joven delantero blaugrana, no cumple una de las condiciones para poder participar en los procesos electorales del FC Barcelona: tener un año de antigüedad. Hay que recordar que Fati, que se está recuperando de una intervención del menisco, se hizo socio el pasado 3 de diciembre.

Otro jugador que podría acudir a votar en caso de estar ese día en Barcelona sería Sergi Roberto. Pero todo apunta que el de Reus podría entrar en la convocatoria: se encuentra en la recta final de su lesión y cumplirá los plazos a finales de este mes.

Luz verde para Umtiti: buenas sensaciones con el filial

Samuel Umtiti dio este miércoles un paso más adelante hacia su regreso a los terrenos de juego. El central francés disputó un partidillo de sesenta minutos -dividido en dos partes de treinta minutos- con el Barcelona B ante el Juvenil A. Umtiti jugó todo el partido, compartiendo primero pareja con Arnau Comas y posteriormente con Ramos Mingo.

En líneas generales, las sensaciones del francés fueron positivas. Y es que evidentemente el central acusó la falta de ritmo de competición -lleva más de cinco meses sin jugar un partido de fútbol-, pero supo superar esta circunstancia gracias a su experiencia contrastada.

Los que pudieron ver el entrenamiento en directo destacan que tampoco se le exigió mucho al francés, pero sí que fue muy expeditivo en buena parte de sus acciones, pasando con nota la primera prueba antes de recibir el alta médica.

En todo caso, ahora serán los servicios médicos del club y Ronald Koeman quienes han de decidir el momento en el que abrirán las puertas al jugador para regresar a una convocatoria. El partido ante el Cádiz del próximo sábado podría ser una buena oportunidad, sobre todo teniendo en cuenta el déficit actual en la plantilla en cuanto a centrales, con Gerard Piqué, con una lesión de largo recorridoRonald Araújo, aún de baja por una lesión en los isquiotibiales, y Clement Lenglet, prácticamente convaleciente de un leve esguince en el tobillo derecho.

Hay que recordar que desde el 30 de junio que Umtiti no entra en una convocatoria, por lo que su regreso a una lista sería una buenísima noticia. Para verle jugar un partido hay que remontarse unos días atrás, concretamente el pasado 27 de junio ante el Celta (2-2). Más de cinco meses después, el central está a punto de reaparecer.