LaLiga reduce el límite salarial de los clubes por la grave crisis

LaLiga comunicó el pasado jueves a los clubes de Primera y Segunda División la cantidad máxima que pueden gastar en el coste de sus plantillas durante la temporada 2020-21 y hoy ha compartido las cifras con los medios de comunicación en una reunión informativa. Los equipos, que han visto en general reducidos sus ingresos por los efectos del COVID, han tenido que reajustar aún más sus presupuestos que en otras ocasiones y, como consecuencia, reajustar la partida destinada para este concepto (pagos a jugadores, entrenadores, cuerpo técnico, filial…). Según el presidente de LaLiga, Javier Tebas, los clubes deben reducir un exceso de unos 500 millones al perder casi la mtad de los ingresos de la pasada temporada por ticketing al no poder entrar afición en los estadios.

El Barcelona, que es uno de los equipos que más problemas económicos atraviesan y han formado una mesa negociadora con los jugadores para reducirles el sueldo un 30%, tienen establecido un límite salrial de 382 millones de euros. En febrero de 2020, cuando LaLiga publicó la última actualización de este concepto, tenía el listón en 656,43 millones de euros; 671,43M€ se retrocedemos hasta septiembre de 2019. El Real Madrid, que tradicionalmente ha ocupado el segundo puesto del ránking de los que más podían gastar en pagar a su plantilla deportiva, tiene un tope de 468,53, lo que le coloca como el club que más puede gastar en Primera. El Atlético de Madrid ronda los 252 millones. El club que menos podría gastar en LaLiga Santander es el Elche con 34,6 millones. En Segunda, el club con un límite salarial más elevado es el Espanyol, con 45 millones.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, advirtió el límite marcado ha mejorado una vez transcurrido el verano, ya que al final de la pasada temporada se estableció un punto de partida de mil millones de euros menos que un año atrás: «El dato de techo de gasto llegó a ser de unos 2.843 millones. Esto es muy importante. Eso es lo máximo que se podía ganar hace dos años, y ya fue de 1.000 millones menos la temporada anterior. Luego, de salida, fueron 1.000 millones menos respecto al verano de la temporada 2018-19. El gasto salarial ya estaba reducido. Ahora mismo hay unos 600 millones menos para gastar. Es imposible quitarse todos los contratos de golpe. Hay clubes que están necesitados de recudir masa salarial o a vender a jugadores.».

Además, advirtió de un posible problema: «Estos límites tienen un posible error importante. El tickecting puede variar los números porque pensábamos que podía acudir afición a los estadios a partir de enero y eso no va a poder ser así. Eso no se va a producir. Estos cálculos son de verano y en ese cálculo hay un exceso porque se hizo en julio». «Si no hay público hasta final de temporada, el exceso sería de 707 millones. No afecta a todo el mundo por igual. Depende del nivel del club. Cuanto mayor es el nivel, más afecta. Podemos corregir ese exceso y que se quede en 600 o en 550 millones si acude gente a los estadios antes de que finalice la temporada», añadió.

¿Qué es el límite salarial y cómo se calcula?

El límite salarial o el Límite de Coste de Plantilla Deportiva es el concepto que recoge la cantidad máxima que cada club de Primera y Segunda División pueden gastarse en los salarios destinados a jugadores, entrenador, segundo entrenador y preparador físico (plantilla inscribible), así como en el filial, la cantera y otras secciones (plantilla no inscribible).

En el concepto de plantilla deportiva inscribible se engloban las retribuciones salariales fijas y variables (ya sean dinerarios o en especie como puede ser una vivienda, un vehículo, un viaje…), las retribuciones por cesiones de los derechos de imagen, la amortización de los fichajes, las cuotas de Seguridad Socialindemnizaciones por la extinción de contratos, primas colectivas, gastos de aquisión al tener que pagar primas a representantes…

Su cálculo, como ha explicado este jueves Tebas junto al director general de LaLiga, José Guerra, a los medios en una conferencia telemática, se realiza a partir de la diferencia entre ingresos (televisivos, comerciales, ticketing…) de los gastos estructurales y el repago de la deuda prevista a lo largo de la temporada. A partir de ahí, es cada club el que elabora su propio límite salarial, pero debiendo cumplir con las normas del Control Económico de LaLiga y que, posteriormente, deberá ser aprobado por el Órgano de Validación. En caso de tener un límite salarial que no garantizase la estabilidad del club, este organismo lo reduciría hasta una cantidad que si lo hiciera.

«Hemos hecho cambios en tres partes de la norma de control económico y en nuestro reglamento y estatutos por el COVID. Es un impacto sobrevenido y hay que adaptarse a él para que los clubes puedan ajustarse. Se modifican también las sanciones. Necesitamos tiempo para ir adaptándonos», apuntó José Guerra, director General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *