Arturo Vidal no chuta con Setién

Arturo Vidal estaba saliéndose esta temporada en su faceta goleadora. Con sus seis goles, era el centrocampista más realizador de la plantilla y el cuarto jugador con más vocación goleadora, sólo superado por el tridente de ataque: Leo Messi (19), Luis Suárez(11) y Antoine Griezmann (8). Sin embargo, este impulso ofensivo se ha visto frustrado desde la llegada de Quique Setién a los banquillos. En los diez partidos que ha dirigido el técnico cántabro, Vidal se ha quedado más seco que la mojama. En concreto, ha sumado 513 minutos en blanco, cuando con Valverde acumulaba un promedio de un tanto cada 149 minutos.

Eso no quiere decir que el internacional chileno no haya aportado su granito de arena en el aspecto ofensivo -Setién le ha acercado más que nunca al área-, ya que suma dos asistencias a Messi: Granada (1-0) y Eibar (5-0). En cambio, con Valverde era más egoísta en esta faceta, ya que en los 21 partidos que había jugado, sólo dio una asistencia: a Luis Suárez en el partido ante el Inter de Champions en el Camp Nou (2-1).

Vidal se estrenó como goleador en su primer partido del curso, Barcelona-Betis (5-2), aprovechando los 16 minutos que jugó y rubricando la goleada con el quinto gol. A partir de aquí, su rendimiento ofensivo fue imparable: marcó el segundo tanto en la goleadaante el Sevilla (4-0), también el segundo del triunfo contra el Valladolid (5-1) y el gol del triunfo ante el Leganés (1-2), para acabar marcando el segundo ante el Alavés (4-1) y otra vez el segundo en el derbi (2-2).

Tanto con Valverde como con Setién, su récord de partidos consecutivos como titular este curso es de tres. Con el Txingurri, encarriló titularidad ante el Valladolid, Leganés y Slavia de Praga, mientras que con Setién lo logró ante el Eibar, Nápoles y Real Madrid.

A Vidal le sigue costando ser carne de banquillo, aunque ha mejorado con la llegada del nuevo entrenador: con Valverde fue suplente en 14 de los 21 partidos que jugó (69%), mientras que con Setién suma cuatro de diez encuentros (40%). Otra cosa es si miramossu balance partidos completos: con Valverde sólo jugó los 90 minutos en 5 encuentros de 21 (24%) mientras que con Setién sólo pudo completar el que jugó ante el Eibar en el Camp Nou (10%). Y es que la mala suerte también ha acompañado al chileno, ya que unaexpulsión en el minuto 89 ante el Nápoles en el partido de ida de los octavos de final de la Champions impidió que finalizara su segundo encuentro de la era Setién.

Vidal: «Estoy bien contento en Barcelona…»

Como la temporada pasada, el huracán Vidal ha remitido. De sus declaraciones en TV3 en las que aseguraba que buscaría una solución, incluso en enero de 2020, si seguía sin jugar con continuidad en el Barça, ha pasado a un discurso más matizado. A su llegada a Chile para pasar las vacaciones de Navidad, el jugador habló en unas declaraciones que recoge Mundo Deportivo. En las mismas, Vidal asegura que ha dejado el asunto en manos de su agente, Fernando Felicevich, pero ahora dice que está bien contento en Barcelona. Su marcha no parece sencilla pese al interés del Inter: «Es un tema que se lo dejo a mi agente. No me preocupo de eso y menos ahora que estoy en mis días de descanso. Yo ya hice mi trabajo y mi representante es el que tiene que ver eso. Estoy bien contento en Barcelona, así que cuando vuelva a entrenar lo veremos. Ojalá pueda seguir rindiendo y mantenerme mucho tiempo en Europa. Estoy cerca de los 100 goles jugando allá y me tiene muy conforme. No soy quien toma la decisión de jugar o no, es el entrenador. Pero la gente lo ve, así que eso me tiene tranquilo y seguiré aprovechando todas las oportunidades para seguir marcando, que es lo que me gusta, y espero levantar al final de la temporada los títulos que tenemos por delante».

El Barça ya ha dejado claro que, tanto en el caso de Vidal como el de Rakitic, sólo estaría dispuesto a desprenderse de alguno de los jugadores si estos manifiestan su voluntad de irse y la propuesta convence y es buena para el club azulgrana.