De Jong y Sergi Roberto no se entrenan y pueden ser baja

Frenkie de Jong y Sergi Roberto no saltaron este jueves al campo Tito Vilanova de la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Los dos jugadores se quedaron en el gimnasio realizando trabajo específico, por lo que todo apuntan a que serán baja de cara al partido contra el Sevilla de este viernes. El resto de jugadores, incluido Jordi Alba, que regresará a la lista tras perderse el último partido por sanción, se ejercitaron con normalidad bajo una intensa lluvia. También estarán Gerard Piqué y Ansu Fati, que acabaron el partido ante el Leganés con sendos contratiempos, el primero, con un golpe en la tibia, y el segundo, con molestias musculares.

Asimismo, Leo Messi y Antoine Griezmann, que el miércoles no saltaron al terreno de juego, también completaron la sesión sin mayor contratiempo. Quien se ejercitó con el resto de compañeros, pero no viajará a Sevilla es el francés Samuel Umtiti, al estar sancionado tras ver la quinta amarilla ante el Leganés.

En el caso de Sergi Roberto parece muy claro que no estará en la lista de Sevilla. Tal como adelantó AS, el de Reus no se ejercitó el miércoles con sus compañeros, quedándose en el vestuario haciendo trabajo específico. Hay que recordar que el jugador fue sustituido por Semedo en el partido ante el Leganés, por lo que parece que no se ha recuperado de los problemas que arrastra.

La sorpresa en la jornada de hoy ha sido la ausencia del holandés Frenkie de Jong, ya que hasta ahora no se había perdido ningún partido por lesión. Sus única ausencia en LaLiga había sido por sanción: ante el Granada en el Camp Nou en el primer partido de Setién como entrenador. Si se confirma su baja, será la primera por lesión desde que fichó por el Barcelona. Hay que recordar en todo caso que en Mallorca fue sustituido por molestias musculares y que ante el Leganés no jugó, por lo que posiblemente aún no ha acabado de hacer limpio.

La incógnita del lateral derecho

Que el fútbol da muchas vueltas lo prueba la situación del lateral derecho del Barcelona. Recapitulemos. A principio de temporada, Nelson Semedo había sido anunciado oficiosamente como titular. Después de bloquearle la salida al Atlético de Madrid, el club dejó abierta la posibilidad de ampliarle el contrato y, sobre todo, le ‘garantizó’ una presencia continuada en el once. Semedo estaba sensiblemente molesto por haber sido suplente en Anfield el día del nefasto 4-0. Era uno de los motivos por los que había barajado marcharse. La mejor prueba para convencer al portugués de que se quedase y demostrárselo fue que Sergi Roberto pasaría al centro del campo. El lateral suplente sería el desconocido Moussa Wague, que había adquirido una sorprendente buena fama por un partido en Huesca y su condición de mundialista.

El plan hizo aguas pronto. Wague flojeó en la pretemporada, especialmente en el partido contra el Nápoles que se jugó en Miami. Con el Barça apenas jugó dos partidos completos (Leganés, Inter) y un minuto contra el Dortmund. Supo pronto que no iba a contar y se fue cedido al Niza. Para entonces, Sergi Roberto ya había vuelto al lateral derecho. En la octava jornada fue titular en Getafe en esa posición. Por delante de Semedo. El portugués ha contado mucho para Valverde y para Setién, pero nada de ser indiscutible. Como el año anterior, se ha repartido los minutos con Sergi Roberto, si bien la polivalencia del cuarto capitán azulgrana le permite jugar más.

Con vistas a la próxima temporada, el Barça se plantea quedarse sólo con uno de sus laterales derechos, justamente el que había pasado al centro del campo en verano: Sergi Roberto. Wague no cuenta con la confianza de los técnicos y saldrá; y Semedo puede ser un comodín clave en los intercambios. Al portugués se lo rifan en Europa: City, Inter, Juventus… Así que el lateral derecho del Barça se vaciará y tendrá que buscar alternativas. La progresión de Emerson en el Betis ha impresionado. Tiene un problema, su condición de extranjero. No obstante, si el Barça le da salida a Vidal y Arthur, limpiará de extracomunitarios el equipo y podría hacer hueco al brasileño. También está sobre la mesa el nombre de De Sciglio, que recuerda tiempos pasados de Coco y Zambrotta, que no terminaron de salir bien. Si la vía de comunicación abierta con la Juventus progresa, el lateral bianconero de 27 años tiene opciones

La otra opción está en La Masia. Dani Morer y Guillem Jaume son dos jugadores acostumbrados a moverse en esa posición en el Barça B. Aunque el segundo empezó como extremo, ha sido capaz de jugar como lateral por ambas bandas. Sin embargo, resultaría contraproducente que la posición saliese debilitada después de las expectativas que había en verano. Como ha quedado demostrado desde el verano, habrá que esperar a ver la foto final porque el fútbol da muchas vueltas.