La palabra remontada se incluirá en el diccionario francés

La palabra remontada formará parte del diccionario francés a partir del 2021, según ha informado Le Point. El término fue importado del español hace tres años, cuando el Barcelona venció por 6-1 al PSG en los octavos de final de la Champions League en una de las remontadas más espectaculares de la historia de la máxima competición continental.

Desde entonces, los comentaristas de televisión se han apropiado de la acepción para referirse a ella con el mismo sentido que lo utiliza el diccionario español. No obstante, en Francia se usa más a menudo de forma sarcástica para bromear con respecto a un equipo que pierde una gran ventaja, ya sea en un partido o en una eliminatoria.

Según la RAE, remontada significa: «Superación de un resultado o de una posición adversos», por lo que el Larousse, el diccionario más prestigioso de Francia, acuñará la misma terminología y homologará la definición para introducirla oficialmente a partir del próximo año. Un españolismo importado en el país galo gracias al fútbol.

El Barça llama a Onana, pero también el PSG y la Premier

El de 2020 va a ser un verano muy complicado para cualquier fichaje. Uno de los papeles más complicados será para equipos como el Ajax, con jugadores a los que se les prometió una salida fácil si se quedaban un año más tras la gran actuación de la temporada pasada, como puede ser el caso de Ziyech. Ahora la cuestión es Onana y el Barça está muy interesado en recuperar a su canterano.

De momento está todo bastante en el aire. Ayer se rumoreaba que el Barça podría incluis a Neto, Riqui Puig y Álex Collado o Carles Aleña, y De Telegraaf habla del choque de intenciones: mientras que Overmars mantiene un precio elevado y espera que se quede, al menos, una temporada más, Onana quiere irse. Ya se habló de esto mismo la primavera pasada y el portero acabó renovando hasta 2022.

Según ha podido saber AS, el Barça no es el único que ya ha contactado con OnanaEl PSG y sobre todo la Premier también están pendientes del camerunés. El problema es que ahora todo va muy lento y hay que ver cómo afecta la crisis del coronavirus a la economía de los clubes.

El portero ha dejado caer en varias entrevistas que le encantaría volver al Barça, donde pasó cinco años en La Masía. Él tiene claro que luchará para jugar vaya a donde vaya. Una de las frases más destacadas que dejó el día de su última renovación fue: «Ha sido una decisión difícil, pero soy un portero joven y tengo que jugar. En el Ajax estoy seguro de ello, en clubes extranjeros top esa es la pregunta».

Por parte del PSG, Keylor está dando un buen rendimiento pero ya está camino de los 34 años. A nadie se le escapa del potencial financiero de la Premier League, y del big-6 el Chelsea es el único que podría estar buscando portero tras la irregular temporada de Kepa. El Tottenham estaría en la misma situación que el PSG con Lloris. Todas las opciones abiertas.