Dembélé completa su primer entrenamiento con el grupo seis meses después

Desde el 2 de febrero del 2020 que Ousmane Dembélé no disfrutaba de la sensación de completar un entrenamiento. Más de seis meses después, el delantero francés pudo finalizar una sesión con el resto de sus compañeros y teniendo buenas sensaciones. Durante este tiempo, el jugador ha sufrido una rotura total del tendón del bíceps femoral de la pierna derecha, una operación en Finlandia, su exclusión en LaLiga y una durísima recuperación, agravada por una pandemia. Sin embargo, tanto esfuerzo y trabajo ha acabado dando sus frutos, y Dembélé podría ser una pieza fundamental para Quique Setién en el caso de que el equipo elimine al Nápoles y se clasifique para la fase final de la Champions en Lisboa.

Este jueves Dembélé dio un paso más en su objetivo de volver a los terrenos de juego. Por primera vez, tras medio año de sufrimiento y penurias, completaba una sesión con el resto de sus compañeros. Desde el principio hasta el final se ejercitó con el grupo, demostrando estar cada día en mejor predisposición para volver a los terrenos de juego.

Pero con el delantero francés cualquier precaución es poca. Los médicos ya le han advertido que no habrá ninguna precipitación en su caso y los técnicos no están dispuestos a asumir ningún riesgo. Su presencia para el partido del Nápoles está descartada: sólo habrá completado dos entrenamientos con el grupo, cuando en una lesión de larga duración se recomienda un mínimo de diez para poder plantear dar el alta médica.

Eso sí, no se descarta su participación de cara a la fase final de la Champions en Lisboa si el equipo se clasifica, aunque en el club nadie se quiere hacer excesivas ilusiones ni marcar fechas con el delantero francés, sobre todo teniendo en cuenta sus antecedentes de lesiones y recaídas.

Quien sí podría entrar para el partido ante el Nápoles es el central uruguayo, Roland Araujo, que este jueves ya completó la sesión con el grupo tras sufrir un esguince en el tobillo derecho durante el ‘play off’ del ascenso a Segunda con el filial. En todo caso, se está planteando la posibilidad de infiltrar su tobillo en el caso de que los técnicos decidan convocarlo porque llegaría muy justo a la cita contra el Nápoles.

De Jong muestra un aparatoso vendaje en su pierna derecha

Desde un principio la lesión de Frenkie De Jong parecía una simple sobrecarga pero como ya adelantó AS, Frenkie de Jong estará fuera de los terrenos de juego, al menos, durante dos semanas y se perderá los partidos frente a: Athletic de Bilbao, Celta, Atlético de Madrid y Villarreal, además del partido que se perdió frente al Sevilla, que acabó en empate. Una lesión en el sóleo de su pierna derecha que llega en el peor momento, ya que Quique Setién necesita a toda su plantilla para afrontar esta dura recta final de temporada, peleando por el título de Liga. De Jong ha sido uno de los jugadores más utilizados esta temporada en el conjunto blaugrana, siendo el partido frente al Sevilla el primero que se perdía por lesión.

Hoy, su novia Mikky Kiemeney, ha publicado en Instagram un vídeo en el que se ve perfectamente cómo cojea el futbolista holandés. Todo ello acompañado de un aparatoso vendaje en su pierna derecha que termina por confirmar la lesión de Frenkie De Jong. La secuencia que publica su novia explica la reacción de su perro a la llegada del futbolista a casa. A falta de un mes para que termine la competición, el objetivo de Frenkie de Jong es llegar a disputar el tramo final de la misma.

LaLiga defiende su calendario pero el Madrid tendrá que jugar las últimas 4 jornadas en 10 días

LaLiga está al rojo vivo y las suspicacias a flor de piel. Cualquier detalle puede contribuir a decantar el título hacia las vitrinas del Camp Nou o del Bernabéu. Tras el arbitraje, el siguiente campo de batalla está en los horarios y en los descansos entre partido y partido que tienen Real Madrid y Barcelona. Ante el sentimiento de agravio por los horarios que ha aflorado en el club blanco, que siente que descansa menos que el Barça, LaLiga ha avanzado a los clubes sus intenciones para los horarios de la jornada 35ª. Los azulgranas jugarían el derbi contra el Espanyol el 8 de julio y el Madrid el viernes 10 contra el Alavés. Ambos a las 22:00 horas. Esa jornada se prolongaría así de martes a viernes, en lugar de concluir el jueves como otras intersemanales.

Ello hará que hasta esa jornada el Madrid habrá acumulado entre partido y partido 26 horas más de descanso que los azulgranas, 612,5 frente a 586 horas. Los de Zidane disfrutaron o disfrutarán de más descanso que los de Setién en las jornadas 29ª, 32ª, 33ª y 35ª, mientras que el Barça tuvo o tendrá más tiempo de reposo que su rival por el título en las jornadas 31ª y 34ª. En la 30ª hubo empate: 70 horas para cada uno.

El menor período de descanso de los dos contendientes por el título se da en la jornada 34, la última con horarios publicados (se anunciaron ayer lunes junto con los de la 33ª). El balón rodará en el Athletic-Real Madrid el domingo 5 de julio a las 14:00, 62 horas después de que los blancos hayan acabado su compromiso contra el Getafe (jueves 2 a las 22:00). El Barça, en cambio, tendrá casi el doble de descanso (118 horas) entre sus duelos contra el Atlético (martes 30 de junio a las 22:00) y el Villarreal (domingo 5 a las 22:00). Será, además, la primera jornada desde el parón en el que el Madrid jugará antes que su eterno rival.

A falta de que se publiquen los horarios de la 35ª jornada y conocer los de las tres últimas, el balance final beneficiará al Barcelona por 21,5 horas. El elemento fundamental es que los azulgranas comenzaron ese tiempo antes el esprín final de Liga tras la reanudación (comenzaron el sábado 13 a las 22:00 y el Madrid el domingo 14 a las 19:30) y las dos últimas jornadas (salvo que el título se decida antes) se jugarán bajo horario unificado.

Hay otra derivada. La programación de esa 35ª jornada, aún no oficial pero cuyos planes ha podido conocer AS, dejaría sin apenas margen el calendario de las últimas tres jornadas de Liga, que en principio está fijada para acabar el domingo 19 de julio. Para cumplir con esa fecha de cierre del campeonato y los dos días de descanso entre partido y partido, el Madrid debería jugar el encuentro de la 36ª jornada en Granada el lunes 13 de julio y las dos últimas jornadas en horario unificado el jueves 16 y el domingo 19. Cuatro partidos en diez días frente a los doce que tendría el Barcelona para afrontar ese arreón final por el título.

Y un último dato, el descanso comparado con respecto al rival de cada partido, que recopila en un análisis en su cuenta de Twitter el usuario Manu Carrasco (@CarrascoPManu). En las siete jornadas entre la 29ª y la 35ª el Barça habrá jugado más descansado que su oponente en cuatro ocasiones. En total, un acumulado de 25 horas y media más de descanso que sus rivales. El saldo del Madrid es negativo: 95 horas y media. El diferencial es de 131 horas más de descanso para los azulgranas: 18 hora y casi tres cuartos más de promedio. Solo en dos partidos los de Zidane han jugado con más descanso que sus rivales. En los otros cinco encuentros (Valencia y Mallorca), su rival ha dispuesto de dos días más para preparar el partido ante los blancos.

La cuenta atrás del Barça (16): así llega Arturo Vidal

Infravalorado sólo por aquellos que no han debido repasar el palmarés de un jugador que ha sido imprescindible para entrenadores tan diversos como Allegri, Guardiola o Valverde, Arturo Vidal es, por cifras, el mejor centrocampista del Barça en esta Liga. Seis goles y dos asistencias en 22 partidos de los que, en sólo dos, completó los 90 minutos.

Dos goles decisivos, uno ante el Leganés en un importante triunfo (1-2) y otro en Cornellà en el que debía ser el gol de la victoria hasta que empató Wu Lei (2-2). Pero, sobre todo, una asistencia de oro a Messi en el debut de Setién al Granada. Esa pisadita de espaldas al argentino, que firmó el 1-0, valió su peso en oro. Y más. Vidal centró el balón que Le Normand despejó con la mano y significó el penalti que, a día de hoy, tiene líder al Barça.

Jugador de carácter, fundamental en un vestuario, muchos anunciaron su caída con la llegada de Setién, más amante del juego de toque. Sucede que a los entrenadores se les convence en los entrenamientos y, si bien es cierto que no se ha convertido en indiscutible, sí ha tenido sus minutos. Un error distingue la temporada de Vidal, el de su expulsión, evitable, en Nápoles.

En la post-temporada de los cinco cambios, a la que por cierto llega en muy buena condición según los test que manejan los especialistas del Barça, Vidal tendrá un papel fundamental. Para desfondarse durante 60 minutos, para salir media hora a generar caos y darle llegada al ataque del Barça. Nadie sabe si continuará la próxima temporada. El Inter lo quiere, pero él tiene entre ceja y ceja ganar su novena Liga consecutiva. Resulta muy difícil explicar que este jugador tenga ‘haters’, pero eso es el fútbol.

La palabra remontada se incluirá en el diccionario francés

La palabra remontada formará parte del diccionario francés a partir del 2021, según ha informado Le Point. El término fue importado del español hace tres años, cuando el Barcelona venció por 6-1 al PSG en los octavos de final de la Champions League en una de las remontadas más espectaculares de la historia de la máxima competición continental.

Desde entonces, los comentaristas de televisión se han apropiado de la acepción para referirse a ella con el mismo sentido que lo utiliza el diccionario español. No obstante, en Francia se usa más a menudo de forma sarcástica para bromear con respecto a un equipo que pierde una gran ventaja, ya sea en un partido o en una eliminatoria.

Según la RAE, remontada significa: «Superación de un resultado o de una posición adversos», por lo que el Larousse, el diccionario más prestigioso de Francia, acuñará la misma terminología y homologará la definición para introducirla oficialmente a partir del próximo año. Un españolismo importado en el país galo gracias al fútbol.