Araújo quiere estar ante el PSG y se infiltrará

En condiciones normales, Ronald Araújo estaría unas tres semanas de baja y no regresaría hasta principios de marzo. Pero la situación es todo menos normal en el Barcelona, con una plantilla diezmada de jugadores lesionados, sobre todo en la línea defensiva. De ahí que el central uruguayo esté dispuesto a dar un paso adelante e infiltrarse el lunes en el tobillo izquierdo para poder jugar ante el PSG en la ida de la Champions.

Tal como adelantó AS, el jugador tiene un esguince de grado dos en el sindesmosis anterior del tobillo izquierdo. Una lesión de este alcance permite poco margen de maniobra si no hay una infiltración por en medio. En las lesiones de tobillo la tolerancia al dolor son muy importantes y Araújo ha demostrado ir más que sobrado en este sentido. No hay que olvidar que jugó lesionado esta misma temporada el partido ante la Juventus en Turín, teniendo que ser sustituido al descanso.

Si algo ha destacado Araújo, aparte de su enorme calidad, es tener una capacidad de recuperación impresionante. Llegó a estar poco más de 24 horas de baja tras sufrir una sobrecarga en los isquiotibiales este curso.

Ronald Koeman fue el primero en reconocer que Araújo no está descartado para la ida del PSG, mientras que desde ‘Mundo Deportivo’ apuntaban que el jugador estaba dispuesto a infiltrarse.

Los planes del central uruguayo pasan por reincorporarse al grupo el próximo lunes, infiltrarse por la tarde y esperar a las sensaciones cuando se levante el martes por la mañana y sobre todo en la sesión de activación del mismo día del partido. Conociendo la capacidad de sufrimiento de Araújo y su tolerancia al umbral del dolor, Koeman puede respirar aliviado.

El PSG calienta al Barça

Como siempre pasa algo en el Barça, lo de este miércoles, después de una remontada heroica contra el Granada en la Copa, terminó con unas declaraciones de Ángel Di María desde Francia. El argentino dijo que «hay muchas posibilidades» de que Messi juegue en el Paris Saint Germain la próxima temporada. Al argentino, amigo muy cercano de Messi le dio igual que él mismo termine su contrato con el PSG el próximo 30 de junio. El caso era agitar el árbol. A los oídos de Koeman llegaron esas declaraciones de Di María. Y el holandés reaccionó, porque se está haciendo un caldo de cultivo feo en la historia.

«Es una falta de respeto. Una cosa es que te equivoques una vez, pero parece que quieran calentar el partido. Messi es jugador del Barça todavía», dijo el holandés en la sala de prensa de Los Cármenes. Ese «todavía» hizo temblar a la afición culé. Pero sea una estrategia o no, lo del PSG está empezando a sentar mal en Barcelona. A Leonardo, director deportivo del PSG, no pareció importarle que Jorge Messi, padre de Lionel, pidiese en octubre a los medios de comunicación que dejasen de «inventar» y de fabricar «fake news» con informaciones que daban por hecho el fichaje de Messi con el PSG.

Hace un mes, Leonardo flirteó claramente con Messi en France Football. «Grandes jugadores como Messi siempre estarán en la lista del PSG (…). Estamos sentados en la gran mesa de los que están siguiendo de cerca este asunto. Nuestra silla está reservada por si…». Si se quieren añadir motivos de enfado, se puede empezar por Neymar, que también insistió en que «la temporada que viene tenemos que jugar juntos». Esas declaraciones toman más fuerza después del anuncio de su inminente renovación. Y luego está Pochettino, reconocido ex jugador y seguidor del Espanyol que dijo en su día que «antes volvería a mi granja que entrenar al Barça». El técnico argentino también le tiró la caña al argentino: «Uno siempre quiere a los mejores».

Sea porque sabe algo que el resto no, o por intuición, la única voz que se ha levantado desde Barcelona en las últimas semanas ha ido la de Joan Laporta, que fue el primero que se calentó con el club parisino. «El comportamiento del PSG no gustó absolutamente nada. Faltaron al respeto al Barça. Entiendo perfectamente que un jugador (Neymar) diga que quiere jugar con Leo Messi. A mí también me gustaría jugar con él. Pero que un representante de un club lo diga, está fuera de lugar, demuestra su falta de experiencia a este nivel. Les queda mucho que aprender en el mundo del fútbol».

Al final, a Laporta se le ha sumado Koeman. Y la ola puede arrastrar a más gente. Esas declaraciones de Di María encendiendo el fuego antes de tiempo van a poner a máxima temperatura el partido de dentro de menos de dos semanas en el Camp Nou.

El Madrid rueda desde la cima

Malas noticias para el Real Madrid en el ránking de la UEFA (dicha clasificación está basado en los resultados en la Champions League y en la Europa League durante las cinco últimas temporadas). Su mal año 2020 en la máxima competición continental (suma cuatro derrotas en siete partidos, junto con dos triunfos y un empate a falta del encuentro que le enfrentará al Borussia Mönchengadbach para definir si pasa a la fase eliminatoria o no) ha hecho que por primera vez desde 2014 no lidere el ránking de coeficientes de la UEFA.

Los blancos accedieron a la cabeza en 2014 y empezaría un dominio sustentado en los cuatro títulos levantados en apenas un lustro. Pero los fracasos en los dos últimos años ante el Ajax en 2019 y ante el Manchester City en 2020 ha hecho que los blancos bajen hasta la cuarta posición, siendo superado por el Bayern de Múnich (actual campeón del torneo), el Barcelona y la Juventus. Los germanos suman 120 puntos, mientras que los azulgrana logran 116. Por su parte, el cuadro italiano suma 111 puntos, uno más que los blancos.

Y es que las comparaciones son odiosas: los blancos lideraban a comienzos del año (enero de 2020) con 134 puntos, es decir: han perdido 24 puntos en apenas doce meses, fruto de sus malos resultados (llegó a acabar dicho ránking con 162 puntos al término de la campaña 2017-18, justo tras la conquista de la Decimotercera en Kiev). Otro detalle a tener en cuenta es el Liverpool que, pese a ganar el título en la campaña 2018-19, ocupa actualmente la décima posición con apenas 89 puntos…

El Barça de Koeman, de mal en peor también en Europa

El Barcelona de Koeman ha entrado en barrena. Cuando parecía que Europa se había convertido en la tabla de salvación de los blaugrana, tras el inicio decepcionante del equipo en LaLiga, llega la Juventus al Camp Nou y le pinta la cara. Además lo hace de la forma más cruel posible: goleando 0-3, arrebatándole la primera posición del grupo y rompiendo una racha de 38 partidos invicto en el Camp Nou en Europa.

Desde el 1 de mayo del 2013 que el Barcelona no perdía en casa en la Champions. En aquella ocasión fue el Bayern de Múnich, sí, otra vez el equipo alemán, quien humillaba a los blaugrana, con un contundente 0-3, en unas semifinales que ya estaban totalmente decididas, ya que en la ida, los bávaros habían ganado 4-0. Pero aquel día, el equipo de Tito Vilanova lo intentó de todas las formas posibles, dejando claro que no iba a dejar que el Bayern llegara a la final cómodamente. En cambio, la imagen del equipo hoy ante la Juventus es de un equipo roto, sin ideas y que se presenta con la bandera blanca antes de iniciar el partido.

Y, como a perro flaco todo son pulgas, también se rompió hoy una racha de catorce años consecutivos siendo primero de grupo en la liguilla, clasificación que le permitía tener la ventaja en octavos de jugar la vuelta en el Camp Nou y además jugar contra un equipo teóricamente inferior, al haber sido segundo de otro grupo. Desde la temporada 2007/08 que el Barcelona encarrilaba consecutivamente el liderato de su grupo en la Champions.

Ahora mismo, el Barcelona se jugará las lentejas en los octavos contra equipos de la envergadura del Bayern de Múnich, Manchester City, Chelsea, Liverpool, Borussia de Dortmund y RB Leipzig, a falta de la posibilidad de que el Borussia Mönchengladbach sea clasifique también primero si gana al Real Madrid.

Mingueza: «Es un sueño, creo que he hecho un buen partido»

El Barcelona logró un buen triunfo en Kiev (0-4) que, tras la derrota ante el Atlético de Madrid en Liga, le permite recuperar las buenas sensaciones. El conjunto azulgrana venció sin Messi ni De Jong gracias a los tantos de Dest y Griezmann y al doblete de Braithwaite. Tras el duelo, Mingueza habló en BarçaTV y dijo que «estoy muy feliz. Después de tantos años de trabajo y esfuerzo, y tanto sufrimiento, es un sueño debutar y más hacerlo en Champions y con el mejor equipo del mundo. Es una alegría enorme».

Mingueza estaba con ganas de debutar con el primer equipo azulgrana y ahora sabe que debe seguir trabajando para disfrutar de más oportunidades: «Llevaba toda la semana pensando si jugaba o no y cuando me he enterado me he puesto muy feliz, con muchas ganas. Me he acordado de toda mi familia, amigos, pareja, que han estado ahí siempre y saben lo que he sufrido y el trabajo que llevo detrás. Espero que esto sea el principio de algo muy grande«. Por último, habló del 0-4 y tras comentar que «creo que he hecho un buen partido», se refirió al colectivo: «Hemos concedido muy poco. El equipo ha estado muy bien, especialmente en la segunda mitad. En la primera parte hemos estado atentos, cuando perdíamos el balón lo recuperábamos rápido. Hicimos un muy buen fútbol tanto con balón como sin».

Konrad: «Estoy muy contento por todo lo que estoy viviendo. Todos me han ayudado mucho y vamos a seguir trabajando para ir hacia arriba. Estoy muy feliz y lo recordaré durante mucho tiempo. Es un momento increíble para mí y mi familia. hemos trabajado mucho para llegar aquí. Me acuerdo de mis padres y entrenador y hay que seguir trabajando».

Dest: «Hemos jugado muy bien y es un sueño lograr mi primer gol. Intenté mantener bien la posición. Estoy feliz y quiero seguir jugando en este equipo. Necesitaba marcar, fue el 0-1, y estoy muy feliz».

Aleñá: «Contento por volver a sentirme futbolista»

Sensaciones: «Estoy contento por la victoria y porque he podido volver a jugar y sentirme futbolista. Hemos dejado la clasificación hecha. El partido era difícil, en un campo complicado y ante buenos futbolistas. Fuimos eficaces y sumamos tres puntos muy importantes para todos».

Su trabajo: «La única opción y el camino que hay es el de trabajar. He de apretar en los entrenamientos y demostrar al entrenador que puedo jugar. Me estoy sintiendo cada vez mejor, creo que he hecho un buen partido y contento por tener la oportunidad de sentirme futbolista. Esperemos que lleguen muchas noches como esta. La exigencia es máxima, esto es el Barça, están los mejores jugadores del mundo y hay que trabajar».

Volver a ganar: «Para el equipo era muy importante coger buenas sensaciones. En Champions estamos bien y ahora es cuestión de ganar dos o tres partidos de Liga y todo irá bien. Estamos trabajando bien y no creo que tardemos en transmitir esto en Liga. Somos el Barça y seguro que lograremos cosas buenas».

Debut de más jugadores de La Masía: «Estarán muy contentos, tanto ellos como sus familias. Se lo merecen porque trabajan muy bien. Cuando lo haces bien te llegan las oportunidades. En La Masía hay mucho nivel y estoy contento por ellos».

La Masia levanta la voz

Lo dijo Óscar Mingueza después del partido. «Se lo dedico a mi gente porque sólo ellos saben cuántas horas de trabajo y cuánto sacrificio cuesta jugar en este club». A sus 21 años, el central cumplió, con su partido aseado en el Olimpiyskiy, el sueño de cualquier jugador de La Masia, más si como en su caso entra en la edad de prebenjamín, a los siete. Casualmente, o no, Mingueza compartió equipo titular con Carles Aleñá (hará 23 años en enero), otro futbolista que también empezó en prebenjamines, que fue imagen de La Masia hace bien poco, en su edad de juvenil; y que ya se tuvo que ir a hacer la mili en el Betis. «Se lo merecen porque trabajan muy bien. Cuando lo haces bien te llegan las oportunidades. En La Masía hay mucho nivel y estoy contento por ellos». Aleñá hablaba en plural porque Riqui Puig (21 años) y Konrad (19) también debutaron en Champions. Y el Barça ganó 0-4.

La Masia levantó la voz en Kiev y hay cierto simbolismo en los minutos para Mingueza, Aleñá, Riqui Puig y Konrad. El Barça, en grave crisis económica, lleva años negando a la cantera de la que tanto presume. Escudado en el argumento de la exigencia de los títulos, que hacía necesaria incorporación de jugadores ya hechos y de rendimiento inmediato, la participación del ‘planter’ en los últimos tiempos había quedado mermada hasta el punto de que Sergi Roberto había sido, hasta Ansu Fati (18 años) el último jugador criado en casa que se ha asentado en el primer equipo.

Puede que lo de Mingueza, Aleñá y Riqui en Kiev (falta el central Ronald Araújo que, con 21 años, está lesionado pero ya forma parte del primer equipo) quede como una nube de verano pero, desde luego, permitirá reflexionar al club y, especialmente, a los candidatos a la presidencia del Barça. La renovación de Messi y la guerra de nombres (Haaland, Mbappé) que se desatará en la campaña puede volver a esconder bajo la alfombra la obligación de que el Barça vuelva a mirar abajo y se reencuentre con sus orígenes. Futbolistas con ilusión que conocen la idiosincrasia del club en el que han crecido, saben la tierra que pisan y la ciudad en la que están; pagarían casi por llevar esa camiseta, para recuperar la ilusión del socio y enderezar el rumbo de la entidad.

Será clave aquí la labor de Koeman. El holandés, que había empezado lanzado en su apuesta por los jóvenes, especialmente Pedri (18 años este miércoles) además de Ansu, había parado en los últimos partidos, refugiado en la jerarquía de las vacas sagradas que aún permanecen en Can Barça pese a las marchas de Suárez, Rakitic o Vidal. El partido de Kiev puede ser el argumento definitivo para que el holandés suelte la cuerda a los más jóvenes. En el fondo, esa y no otra puede ser su gran ventaja para ser un entrenador de consenso para los futuribles a la presidencia.

No sólo fueron los canteranos. También los que se comportan como ellos como Dest (20 años), cuyo empuje empieza a ponerlo por delante de Sergi Roberto; y como Pedri, al que casi podría considerarse de La Masia por su condición de culé de toda la vida y de su conocimiento del juego que ha permitido que el Barça venda un estilo y una manera de ser de cara al exterior. En Kiev, el Barça jugó con un once inicial con una media de edad casi seis años menor que la del equipo que salió a recibir ocho goles frente al Bayern. No pueden compararse los rivales ni las situaciones. Pero sí la ilusión que debía hacerles a los protagonistas los objetivos en esos dos escenarios. Y, a hambre, está claro que ganan los de Kiev. Y que La Masia levanta la voz con múltiples nombres propios. Al menos, para que se cuente con ella en un futuro inmediato.

Triplete de collejas: Fati, Dest y Schreuder, las víctimas

La sesión previa al partido de Champions ante el Dinamo de Kiev vino marcada por los aniversarios. Y es que hasta tres miembros de la plantilla habían cumplido años durante estos días, por lo que antes de empezar el entrenamiento matinal, los jugadores formaron un pasillo para cumplir con la tradición de las collejas. Así pues, primero el segundo de Koeman, Alfred Schreuder, que el lunes cumplió 48 años, después Ansu Fati, que el 31 de octubre celebró su mayoría de edad, y por último, Sergiño Dest, que hoy alcanzaba los 20 años, se sometieron al tributo de las collejas, con más resignación que otra cosa.

Seguramente más de uno se preguntará por qué en los casos de Fati y Schreuder no se realizó en la sesión del lunes esta celebración. Pues sencillamente porque los jugadores aún no sabían los resultados del PCR que se sometieron a primera hora de la mañana, y se recomienda evitar cualquier tipo de contacto, por lo que no ha sido hasta hoy, cuando el test ha dado negativo a todos los integrantes de la plantilla, que se ha podido cumplir con la tradición.

Una sesión que también ha tenido una pequeña arenga de Ronald Koeman antes de iniciar los entrenamientos. El técnico holandés suele hablar unos quince a veinte segundos para abrir la sesión, pero en esta ocasión su charla se alargó casi un minuto.

El técnico holandés, a diferencia del Dinamo de Kiev, que ha viajado con 13 bajas, entre lesionados y covid19, cuenta prácticamente con todos sus efectivos disponibles. Con Marc André Ter Stegen a las puertas de recibir el alta, tras su operación en el tendón rotuliano de la rodilla derecha el pasado 18 de agosto, a día de hoy, sólo tiene tres jugadores de baja: Philippe Coutinho, Ronald Araújo y Samuel Umtiti. Este último ya acumula cuatro sesiones con el grupo, si bien aún no ha completado una sesión entera. Si no hay ningún contratiempo, el central francés podría recibir el alta de cara al partido ante el Atlético de Madrid, dentro de tres semanas.

De cara al partido de este miércoles ante el Dinamo, Koeman recupera a Gerard Piqué, que no pudo jugar ante la Juventus por sanción.

Pronósticos y combipartido del Barcelona vs Dinamo de Kiev en la Champions League

Pronósticos y combipartido del Barcelona vs Dinamo de Kiev en la Champions League
 

Al Barcelona le llega este miércoles un caramelito en la Champions League. Después de resucitar levemente en Turín ante la Juventus, el equipo de Ronald Koeman no fue capaz de ganar a un Alavés que jugó con diez la última parte del encuentro.

Pero ahora se encuentran con un Dinamo de Kiev venido a menos por las bajas. Hasta 13 jugadores contagiados de coronavirus acumulan los ucranianos.

Varios de ellos titulares y varios de ellos piezas clave de un equipo que perdió en la primera jornada del grupo con la Juventus y que no pasó del empate contra el Ferencvaros.

Desesperado y sin jugadores, todo lo que sea evitar una goleada será un triunfo para el Dinamo, que puede ver dilapidadas sus opciones de octavos ya esta semana.

Combipartido de cuota 2.35/4

 

El argentino acumula varios partidos sin ver gol en jugada. Sus últimos goles han sido de penalti y este encuentro parece el perfecto para que rompa la mala racha y encuentre portería.

 

En casa y contra un Kiev muy tocado, el Barcelona debería lograr una goleada similar a la que consiguió contra el Ferencvaros en la primera jornada, cuando ganó 5-1. Los errores contra el Alavés toca subsanarlos este miércoles.

Opción 3

 

Dar una buena impresión en los primeros 45 minutos tiene que ser capital para un equipo que decepcionó ante el Alavés y que debe mejorar su imagen en esta Champions League.

Pjanic: «Espero ser titular»

Mirelam Pjanic fue el jugador escogido por el Barça para comparecer en rueda de prensa. Estas fueron sus impresiones.

¿Se ve titular mañana?

Quiero jugar. Me estoy adaptando. He llegado un poco más tarde, pero estoy. Quiero ayudar al equipo en la Champions y en LaLiga. Lo que me importa es que el equipo esté bien. De momento, en LaLiga nada está como queremos pero es una competición larga. Pero hay que ir poco a poco. Claro que espero jugar. Necesito más tiempo para adaptarme, lo sé. Espero un partido duro porque conozco a la Juve y cómo es este equipo.

¿Cree que puede jugar con De Jong y Busquets?

Esa competencia está en cualquier club. Yo estoy aquí para ayudar y los tres podemos jugar juntos, pero es una decisión que no es mi competencia. Yo me tengo que entrenar y el entrenador aceptarlo.

¿Qué opina de la situación de Griezmann?

Griezmann es parte del grupo y eso significa que para él es importante marcar goles. Hay que aceptar la decisión del entrenador. Griezmann es un gran jugador y lo hará bien en los próximos partidos. Si juega mañana, hará un buen partido.

¿Qué le transmite jugar sin gente mañana?

Está claro que querríamos tener gente en el campo y que queremos superar esto lo antes posible. Tengo ilusión por jugar.

¿Cree que Cristiano y Messi bajan su rendimiento?

Es una lástima que haya jugadores lesionados o infectados. He podido jugar con grandes jugadores en mi carrera. Es un placer para mí.

¿Le ha dicho Messi algo de Cristiano? Ha jugado con los dos

Messi es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. No me ha dicho nada en especial.

Confirmados: así quedan los bombos 1 y 2 de la Champions

La eliminación del Benfica en la ronda previa de la Champions ha supuesto que ya se sepan seguro los integrantes de los bombos 1 y 2 del sorteo de la fase final. El conjunto encarnado tenía opciones de entrar en el segundo en caso de acceder a la fase de grupos, pero, al no ser así, permite que queden definitivamente configurados el uno y el otro. Los representantes españoles, por lo tanto, ya saben desde que urna partirán en el sorteo que se celebre en Nyon el 1 de octubre.

El Madrid, como campeón de la Liga, y el Sevilla, como campeón de la Europa League, formarán parte del bombo 1. Este bombo reúne a los campeones de las ligas nacionales con más ránking, además de al de la Champions (el Bayern, que además ganó su liga) y al de la Europa League (el Sevilla). Junto a ellos, estarán en esa nómina de los cabezas de serie el Liverpool, la Juventus, el PSG, el Zenit y el Oporto. Ninguno de estos equipos del bombo 1 podrá enfrentarse entre sí en la fase de grupos.

En el 2, por su parte, está el resto de clubes con los coeficientes más altos. Se incluyen en él el Barcelona y el Atlético de Madrid, que aguardarán desde este segundo escalón el nombre de sus rivales de grupo. Uno de ellos procederá del 1 (salvo coincidencia de nacionalidad), por lo que se antoja que les pueda tocar un coco en el sorteo. Además de ellos, están en el bombo 2 Manchester Manchester United, Shakhtar, Dortmund, Chelsea y Ajax. De entre estos seis saldrán seguro los rivales de Madrid y Sevilla correspondientes a este bombo. Aún faltan por definirse los clubes de los bombos 3 y 4, que dependerán, en muchos casos, de aquellos que se clasifiquen a través de las rondas previas que aún están en juego.