Comunicado de Messi: «el club trató de ponernos bajo la lupa»

Al tiempo que el Barça alcanzaba un acuerdo con sus jugadores para activar el ERTE que descontará el 70% de los salarios de los futbolistas de la primera plantilla del Barça mientras dure el estado de alarma, Leo Messi escribía un comunicado a través de Instagram en el que dejaba un mensaje a la directiva («nos sorprende que desde dentro del club trataran de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión») y daba un golpe de efecto al anunciar que los jugadores harán «aportaciones» para que los empleados del Barça puedan cobrar «el cien por cien de su sueldo». Este es el comunicado oficial de Messi, obviamente repleto de contenido.

«Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre el primer equipo del FC Barcelona en lo que se refiere a los sueldos de los jugadores durante este periodo de estado de alarma. Antes que nada, queremos aclarar que nuestra voluntad ha sido aplicar siempre una bajada del sueldo que percibimos, porque entendemos perfectamente que se trata de una situación excepcional y somos los primeros que SIEMPRE hemos ayudado al club cuando se nos ha pedido. Incluso muchas veces lo hemos hecho también por iniciativa propia en otros momentos que lo creímos necesario o importante.

Por ello no deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro que haríamos. De hecho, si el acuerdo se ha demorado unos días es simplemente porque estábamos buscando una fórmula para ayudar al club y sus trabajadores en estos momentos tan difíciles.

Segundo aviso de Messi

Lejos queda ya aquella intervención radiofónica de Leo Messi para dar una estocada de muerte al vicepresidente Javier Faus tras manifestar su contrariedad por la que un jugador tuviera que renovar cada seis meses, “Faus no sabe nada del fútbol y quiere manejar el club como una empresa”; ahora Messi utiliza las redes sociales para enviar sus mensajes, recurriendo a un lenguaje duro, conciso y contundente, que no necesita leer entre líneas para conocer el estado de ánimo real del vestuario.

Es la segunda ocasión esta temporada que el crack argentino recurre a su cuenta de Instagram para ejercer de capitán. La primera fue a principios de febrero cuando replicó al secretario deportivo, Éric Abidal, de una forma tan irreprochable como severa. El ejecutivo del club había puesto en duda la profesionalidad de la plantilla al asegurar que con Valverde había algunos que “no trabajaban mucho”. La respuesta de Messi no se hizo esperar a través de un frío pero revelador comunicado en su cuenta de Instagram: “Sinceramente no me gusta hacer estas cosas pero creo que cada uno ha de ser responsable de sus tareas y hacerse cargo de sus decisiones. Creo que cuando se habla de jugadores, habría que dar nombres porque si no está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas”.

Tuvo que salir al paso el presidente Josep Maria Bartomeu para intentar calmar las aguas que bajaban revueltas, mediando entre ambos y poniendo paños de agua caliente.

Sin embargo, ni dos meses le ha durado la tranquilidad al dirigente, que ya tuvo que lidiar entre medio por el ‘affaire’ de las redes sociales al tener que bajar al vestuario y explicarse ante los capitanes para asegurar que desconocía la existencia de cuentas que atacaban a los jugadores y presuntamente estaban financiadas por una empresa contratada por el club, “es todo muy raro”, fue la conclusión de Messi.

El argentino ha vuelto a recurrir este lunes a Instagram para enviar otro duro y contundente mensaje contra la directiva, aprovechando el acuerdo de rebajarse un 70% el sueldo por la crisis del coronavirus: “No deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro”.

Un nuevo estacazo por parte de Messi al club, que deja cada día más patente el distanciamiento entre la plantilla y la directiva. Además, se trata de una respuesta fría, argumentada y reflexionada, en ningún caso una réplica en caliente, siendo totalmente consciente de la transcendencia de sus palabras y a quién está enviando el torpedo.

Una situación que deja a la junta presidida por Bartomeu en una crisis abierta de difíciles consecuencias porque a nadie se le escapa, tal como adelantó Gerard Piqué, que si el club se aguanta todavía es “gracias a los resultados del primer equipo”.

«El mejor período de Neymar como jugador fue en el Barça»

Mejor Neymar. «El mejor período que Neymar ha conocido es en Barcelona, cuando se colocó a la izquierda (en un 4-3-3) y luego terminó en el centro. Coincidió con la mejor época de la selección».

Cualidades: «Comenzando desde un lado, usó su percepción del juego, su velocidad de reflexión y ejecución y su capacidad de improvisación mientras ponía velocidad, luego detalló, antes de agregar un matiz a su punto. Estoy hablando del Neymar que está en su plenitud física y mental».

Bartomeu: «Messi me dijo que había que hacer esta rebaja»

Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona, habló sobre la situación del club catalán. «En cifras redondas, al mes son unos 14 millones del salario neto del primer equipo y del resto de equipos son dos millones porque solo es sobre el salario base y no sobre los variables», desvela a Mundo Deportivo. Mientras que en Sport también habla del plan de ejecución: «Seríamos unos administradores irresponsables si no hubiéramos puesto en marcha esta rebaja».

Aplicación del ERTE. «Seríamos unos administradores irresponsables si no hubiéramos puesto en marcha esta rebaja. La situación económica es difícil y había que poner todas las medidas para proteger al club».

Messi. «Me dijo que había que hacer esta rebaja».

Procedimiento del ERTE. «Desde el primer momento y quería que fuera algo acordado y no impuesto aunque lo podía hacer por ley pero queríamos llegar a un acuerdo porque es lo mejor para el Barça y demuestran su compromiso. Se ha conseguido como yo quería y no de forma impuesta. Hemos preferido esperar para hablarlo con ellos y que no fuera nada impuesto. Ha habido predisposición desde el primer día, desde el minuto uno».

¿Cómo quedan las cifras? «En cifras redondas, al mes son unos 14 millones del salario neto del primer equipo y del resto de equipos son dos millones porque solo es sobre el salario base y no sobre los variables. En total, 16 millones de rebaja al mes. Si el Estado de Alerta dura un mes, será una rebaja del 5,75% del salario anual. Si dura 45 días, será un 8,6% y si dura dos meses, que creemos que no, un 11,5%. Es un acuerdo flexible condicionado al número de días».

Más números. «Evidentemente no se conseguirá llegar a los 1.050 millones de ingresos pero hasta febrero estábamos en línea de récord muy por encima de los previstos. Esto se ha parado y no podemos ingresar de muchas partidas como he dicho antes. Hay quien dice que ahora debemos tomar estas medidas porque la situación económica del club es muy mala y eso no es verdad. La bajada de ingresos afecta a todos los clubs y todas las empresas salvo las farmacias y los que aún pueden operar. Y tenemos ejemplos en el fútbol, con el Bayern y la Juventus o el Lyon haciendo reducciones muy importantes. No es un tema desesperado sino que tratan de adaptarse a las nuevas condiciones».

Ahorro. «Sobre este tema no lo sabemos aún. Estamos negociando con el Comité de Empresa y hay mucha gente que debe ir al ERTE. El club ya había previsto que muchos empleados les complementaríamos una parte muy importante para llegar al 100%. Con los jugadores hemos compartido este complemento con un acuerdo. Y por eso los de fútbol se reducen el 70% y un 2% que han añadido para compensar el paro de estos empleados junto con el club».

Elecciones. «Esta crisis no hace que nos replanteemos el calendario electoral, las haremos cuando toca, a final de mandato».

Recorte en sueldo de mandatarios: «Hemos hablado por videoconferencia, por whatsapp, llamadas. A veces todos, a veces uno a uno. El primer día, el dia 20, hablamos todos juntos y ya dijeron todos adelante. Los cuatro capitanes lo dijeron. La propuesta que les hicimos aquel día, el viernes 20 de marzo, es la misma, con la diferencia que añaden ahora un dos por ciento para compensar a medias con el club a los empleados».

Quejas de jugadores. «Sí, alguna vez me lo han dicho, pero yo no puedo controlar quién habla. No sé quiénes son. Al final les digo que somos los cuatro (los capitanes), el CEO y yo. Y pensad que hay gente de todas las partes que habla.Pero yo puedo decir que no han hablado ni los jugadores ni yo, ni Òscar Gr

La situación de Rüştü Reçber es estable, pero las próximas horas serán críticas

El exfutbolista del Barcelona, Rüştü Reçber, sigue luchando contra el coronavirus. Aunque las noticias que llegan desde Turquía es que permanece estable el peligro continúa y, los médicos avisan que las próximas 72 horas son claves.

Isil Recber, la mujer del ex portero de 28 años, ha recibido muchas críticas y se la ha culpado del contagio de su marido, ya que Isil Recber volvió de Estados Unidos hace tres semanas y según los medios turcos no pasó la cuarentena

Isil, la mujer de Rustu, ha sido duramente criticada porque se filtró que había incumplido la cuarentena para acudir a un centro de belleza y de no ailarse de su marido. Ella se ha defendido de estas afirmaciones: «Volví de Estados Unidos con mi hija hace tres semanas. Durante este tiempo he salido solo una vez y ha sido para ir al centro de salud. Pero eso no es un centro de belleza. Después de regresar de Estados Unidos, Rustu y yo hemos estado en habitaciones separadas. Hemos pasado la cuarentena en casa. Rustu tuvo que salir un par de veces por su trabajo, pero la semana pasada estuvo en casa».

Isil ha relatado cómo la salud del exfutbolista fue empeorando el pasado viernes, hasta el punto de tener que ser ingresado. Desvela que no lo ha vissto desde entonces, ya que a los pacientes que están en su situación se les tiene restringido el contacto con el exterior: «El viernes pasado Rüştü dijo que le dolían los músculos y la cabeza. El sábado, su fiebre subió rápidamente, comenzó a enfriarse y a toser. Entonces me preocupé y obligué a Rüştü para ir al hospital. Fue tratado de inmediato, pero ya no lo vi después. Está prohibido subir a la planta donde se trata a los enfermos. No les permiten ni hablar por teléfono. Los médicos han dicho que las primeras 72 horas son muy críticas».

Isil Recber dijo que no le afectan las críticas recibidas: «Nunca leo lo que escriben. No tengo tiempo ni energía. Pueden escribir lo que quieran. Lo más importante es que la vuelta de mi esposo a casa sano y salvo. Tienen que cuestionar su propias conciencias antes que la mía. Creo que el amor y la oración de la gente sanará a Rüştü. Las pruebas que me hicieron a mí, a mi hija Tuana y a mi hijo Mehmet Burak fueron negativas.»

Fatih Terim recibe el alta

Mientras Rustu Reçber lucha por su recuperación, otro exfutbolista turco, Fatih Terim, es noticia tras recibir el alta hospitalaria tras vencer al coronavirus. Estas fueron sus primeras palabras en sus redes sociales: «Esta es una prueba para todo el mundo. A algunos de nosotros se nos pone a prueba con el virus, teniendo que ser pacientes e combatiéndolo con razón y fe. Que Dios haga la prueba a cada uno según su corazón».

Fatih Terim, reconoció haber salido más reforzado: «He aprendido mucho de todo estos. Procuraré pasar más tiempo con mi familia y mis seres queridos. Haré todo lo que esté en mi mano para traerme más paz. Perdonaré más, trataré de sentirme menos triste. Termino la etapa del hospital y empiezo mi nueva etapa en casa. (…) Agradezco a mi familia, que estuvo allí con paciencia y esperanza. Quédense en casa siempre que sus posibilidades se lo permitan, y protéjanse y tomen precauciones. En cada oración que he hecho y haré estarán presentes todos los pacientes que luchan contra este virus y todos los trabajadores de la salud que arriesgan sus vidas para salvar las nuestras. Os doy las gracias de todo corazón».

Isil, la mujer de Rustu, ha sido duramente criticada porque se filtró que había incumplido la cuarentena para acudir a un centro de belleza y de no ailarse de su marido. Ella se ha defendido de estas afirmaciones: “Volví de Estados Unidos con mi hija hace tres semanas. Durante este tiempo he salido solo una vez y ha sido para ir al centro de salud. Pero eso no es un centro de belleza. Después de regresar de Estados Unidos, Rustu y yo hemos estado en habitaciones separadas. Hemos pasado la cuarentena en casa. Rustu tuvo que salir un par de veces por su trabajo, pero la semana pasada estuvo en casa”.

 

Isil ha relatado cómo la salud del exfutbolista fue empeorando el pasado viernes, hasta el punto de tener que ser ingresado. Desvela que no lo ha vissto desde entonces, ya que a los pacientes que están en su situación se les tiene restringido el contacto con el exterior: “El viernes pasado Rüştü dijo que le dolían los músculos y la cabeza. El sábado, su fiebre subió rápidamente, comenzó a enfriarse y a toser. Entonces me preocupé y obligué a Rüştü para ir al hospital. Fue tratado de inmediato, pero ya no lo vi después. Está prohibido subir a la planta donde se trata a los enfermos. No les permiten ni hablar por teléfono. Los médicos dijeron que las primeras 72 horas son muy críticas.»

 

Isil Recber dijo que se interesa por las críticas: «Nunca leo lo que escriben. No tengo tiempo ni energía. Pueden escribir lo que quieran. Lo más importante es que la vuelta de mi esposo a casa sano y salvo. Tienen que cuestionar su propias conciencias antes que la míaCreo que el amor y la oración de la gente sanará a Rüştü. Las pruebas que me hicieron a mí, a mi hija Tuana y a mi hijo Mehmet Burak fueron negativas.»

 

Mintras Rustu Reçber lucha por su recuperación, otro exfutbolista turco, Fatih Terim, es noticia tras recibir el alta hospitalaria tras vencer al coronavirus. Estas fueron sus primeras palabras en sus redes sociales: «Esta es una prueba para todo el mundo. A algunos de nosotros se nos pone a prueba con el virus, siendo pacientes e combatiéndolo con razón y fe. Que Dios haga la prueba a cada uno según su corazón”.

 

Fatih Terim, reconoció haber salido más reforzado: “He aprendido mucho de todo estos. Procuraré pasar más tiempo con mi familia y mis seres queridos. Haré todo lo que esté en mi mano para traerme más paz. Perdonaré más, trataré de sentirme menos triste. Termino la etapa del hospital y empiezo mi nueva etapa en casa. (…) Agradezco a mi familia, que estuvo allí con paciencia y esperanza. Quédense en casa siempre que sus posibilidades se lo permitan, y protéjanse y tomen precauciones. En cada oración que he hecho y haré estarán presentes todos los pacientes que luchan contra este virus y todos los trabajadores de la salud que arriesgan sus vidas para salvar las nuestras. Os doy las gracias de todo corazón”.

 

Hleb: «En el Barcelona me comporté como un tonto»

El bielorruso Alexandr Hleb ha decidido poner fin a su carrera profesional tras más de 22 años en la élite. En una entrevista para EFE ha hecho un repaso de su paso por el Barcelona y reconoce sus errores.

”Estoy cansado. Mi organismo ya no se recupera como antes, pero amo el fútbol. En cuanto veo un partido por televisión, ya lo echo de menos”, comentó hoy a Efe Hleb desde Minsk, donde anunció hace unos días su retirada coincidiendo con el estreno de una película sobre su carrera.

Arsenal
”El Arsenal fue la etapa más feliz de mi vida. Trabajar con Wenger es lo mejor que me podía haber pasado. Apreciaba y apoyaba a cada futbolista de manera personalizada. Siempre se preocupaba por nosotros. Sacaba lo mejor de cada jugador”,

Etapa en el Barcelona
”Fue totalmente culpa mía, no de Guardiola. Él hizo todo lo posible para que me adaptara rápido al país y al grupo, y que aprendiera el idioma”, confiesa ahora. “Yo mismo me comporté como un tonto. El colectivo era muy bueno. Lamento no haber aprendido a hablar español”.

”Guardiola es un gran técnico, pero es verdad que debutaba como entrenador del primer equipo. Quería éxitos rápidos. Cuando once futbolistas juegan a gran nivel, ya no quieres cambiar», apunta.

Xavi, Iniesta y Messi
”Entrenar con ellos es increíble, es el cosmos», asegura, con una expresión muy rusa». Le gusta recordar que a veces en medio de los entrenamientos se paraba y sonreía viendo a Xavi: “No cometía ningún fallo ¿Cómo es posible?”, argumentó.

Las leyendas del Barça no irán a Anfied

El Barça confirmó este jueves por la noche que las leyendas del Barça «han tenido que aplazar su próximo compromiso futbolístico, que les tenía que enfrentar al Liverool en Anfield Road el próximo 28 de marzo, debido a la pandemia generada por el coronavirus COVID-19 después de las medidas decretadas por el FC Barcelona de cancelar los viajes al exterior de sus equipos para torneos y partidos amistosos durante los meses de marzo y abril».

El partido solidario, según infirmó el club «había generado mucha expectación en Liverpool, donde ya se habían agotado las entradas puestas a la venta. Desde el club inglés se han informado que todos los que ya las habían adquirido podrán utilizarlas de cara a la nueva fecha todavía por concretar».

El Barça Legends que dirige el Chapi Ferrer terminaba de regresar de Colombia, donde la semana pasada había estado de gira. A la misma habían acudido grandes nombres de la historia del club como Puyol, Rivaldo, Nadal, Stoichkov o Sergi.

El Barcelona para la actividad de la primera plantilla

La confirmación de la UEFA esta misma mañana de que se suspendían definitivamente el resto de eliminatorias que quedaban de la Champions hasta nueva orden precipitó los acontecimientos en ‘Can Barça’. Para empezar, el presidente Josep Maria Bartomeu acudió a la Ciutat Esportiva para informar personalmente de la situación a la plantillaantes de que empezara la sesión matinal, prevista para las 11 horas. Junto a él estuvieron el Doctor Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona y responsable de salud laboral del FC Barcelona,y el Doctor Antoni Trilla, responsable de Medicina Preventiva y Epidemiologia del Hospital Clínico.

Tras media hora de reunión, el staff técnico, encabezado por Quique Setién, decidió dar por finalizado el entrenamiento y que todo el mundo se dirigiera a sus casas para intentar sobrellevar de la mejor manera esta situación excepcional que está atravesando el país por culpa del coronavirus.

Los jugadores, que abandonaron las instalaciones sin saber cuándo se reiniciarán las actividades, fueron también informados que en breve recibirán un plan de trabajo personalizado a través de los móviles para mantener la actividad física durante las próximos días que dure el confinamiento.

Asimismo, los jugadores lesionados recibirán la visita diaria en su domicilio de un recuperador con el fin de seguir con el plan de trabajo. Casos como el de Sergi Roberto ya había entrado en la recta final, por lo que no necesitará de esta ayuda complementaria, pero sí que seguirán con sus pautas de trabajo, pero ahora en casa el resto de lesionados, como Arthur Melo, Luis Suárez y Ousmane Dembélé.

Los técnicos ahora han de decidir la hoja de ruta de cara a las próximas semanas, sabiendo que las competiciones no regresarán hasta principios de abril. En principio no se puede descartar que se anule toda la actividad los próximos quince días.

El Barça se aferra a la vía chilena para ser campeón

La posibilidad de que el Barcelona sea campeón de Liga sin disputarse las once jornadas que restan es una de las que se manejan en el escenario de campeonato suspendido en el que ahora mismo se encuentra el fútbol español. Aunque LaLiga y los futbolistas son partidarios de jugar lo que resta, los problemas tremendos de calendario pueden hacer que se busquen soluciones de todo tipo. Una de ellas sería dar por concluida la Liga con la clasificación actual como válida. Es decir, el Barcelona sería campeón y el Madrid, segundo. Un final polémico, sin duda.

Hay varios matices que hacen diferente el caso de Católica y el del Barça, en todo caso. Para empezar, en Chile restaban seis jornadas por disputarse por las once que quedan en España. Es decir, casi la mitad. Además, y sobre todo, la ventaja que tenía Católica respecto a su perseguidor, Colo-Colo, era de 13 puntos, por los dos que el Barça tiene de margen respecto al Madrid.

La medida fue polémica, en todo caso, porque también afectó a los equipos clasificados para la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana. Los que aún tenían opciones de clasificarse y no estaban en puestos de acceso en ese momento, quedaron descartados. La federación también determinó que no habría descensos. Medidas que se sometieron a votación y que encontraron el respaldo mayoritario del fútbol chileno. Habría que ver lo que sucedería en España…

El vestuario, entre la resignación y la preocupación

Rostros de preocupación de los jugadores cuando saltaron al campo de entrenamiento de la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Motivos no les faltaban: se acababan de enterar que el partido de vuelta de la eliminatoria de octavos de final de la Champions ante el Nápoles será a puerta cerrada en el Camp Nou. Fue el delegado, Carles Naval, quien informó a la plantilla de la decisión que había consensuado el club junto a la Generalitat en una reunión convocada a primera hora de la mañana.

La noticia fue recibida con estupefacción por parte de los jugadores y el staff técnico. Si bien es cierto que los antecedentes invitaban a pensar que el partido acabaría siendo a puerta cerrada -tanto el Valencia y el Sevilla juegan sus partidos europeos contra Atalanta y Roma a puerta cerrada-, los blaugrana aún albergaban un poso de esperanza de que el club pudiera convencer a los responsables de Sanitat para jugar el partido con público.

Y es que el vestuario considera que favorece claramente al Nápoles el hecho de no poder jugar la vuelta en casa con tu público, sobre todo teniendo en cuenta que la ida se jugó con un San Paolo a reventar. Con un resultado tan peligroso como engañoso, 1-1, los jugadores blaugrana se sienten los claros perjudicados de esta situación. De ahí que más de uno recibiera la noticia con indignación, consciente que el factor campo perdía parte de su peso y que la eliminatoria se complicaba sobremanera.

De hecho, para muchos no será la primera vez que juegan a puerta cerrada y sin público. Ya lo hicieron el 1 de octubre del 2018 ante Las Palmas en LaLiga, y pese a la victoria, 3-0, para muchos se trató de una experiencia desagradable y que no querían volver a vivir. Hay que recordar que aquel día, la plantilla tomó la decisión de jugar el partido, aunque en ningún caso fue mayoritaria, pese a los incidentes vividos en Catalunya por el intento de referéndum de autodeterminación. Aquel día, los jugadores no quisieron arriesgar la pérdida del partido y la correspondiente sanción por no presentarse y finalmente se disputó el encuentro.

Dos años y medio después, el Barcelona volverá a jugar un partido a puerta cerrada. Pero ahora el contexto es bien distinto, ya que se trata de un virus el que cierra las puertas del Camp Nou. Y además con un partido donde está en juego la continuidad en Europa, y con bajas importantes, como las de Sergio Busquets y Arturo Vidal, sancionados, además de los lesionados Ousmane Dembélé y Luis Suárez, y la no inscripción de Martin Braithwaite.

De ahí que en el vestuario haya dejado con muy mal cuerpo esta decisión. Eso no quiera decir que la entiendan, porque consideran que la salud y la prevención es lo primero, pero consideran que el club no ha explorado todas las alternativas para poder jugar el partido con público. Jugarse unos octavos de Champions, con tantas bajas y sin tu público para que te lleve en volandas, puede convertir esta eliminatoria en una trampa mortal.

Aunque alguno también intentó restar un poco de dramatismo a la situación y recordó a sus compañeros que «ahora ya podremos pasar el balón atrás a Marc (Ter Stegen) sin que nos piten». Lo que parece claro es que quien no se conforma es porque no quiere…