El monumental cabreo de Aleñá con la directiva por no consultarle el cambio de dorsal

El joven se mostró indignado con el club porque le prometieron el 21 a De Jong sin antes haber hablado con él. «Me sentó muy mal, son cosas que pasan en el club y que no entiendo».

De Jong y Aleñá en el entrenamiento del Barcelona

Carles Aleñá es joven, pero eso no le impide tener la personalidad y carácter de un veterano. Cuando el canterano salió a hablar este jueves todo el mundo esperaba una rueda de prensa atonal y con titulares poco ruidosos, pero de repente apareció el Aleñá más combativo e irreverente, el que no se deja pisar por nadie, ante la sorpresa de los responsables de comunicación que se iban haciendo cruces mientras el medio se despachaba a gusto. Su objetivo fue la directiva a la que lanzó varios perdigonazos, quedándose a gusto. ¿El motivo? Que nadie del club le llamase para consultarle el cambio de dorsal y que se enterara posteriormente que los responsables del club le habían prometido el 21 a De Jong. «La verdad es que me sentó muy mal que la directiva no me enviara ni tan siquiera un mensaje para consultarme sobre el cambio de dorsal. Son cosas que pasan en este club que a veces no entiendo. No puede ser que le prometieran a De Jong que llevaría el 21 sin haber hablado conmigo antes», explicó Aleñá.

En todo caso, aclaró que entenderse con De Jong para cambiarse el dorsal y cederle el 21 fue muy fácil: «Vino el primer día y me lo pidió de una forma muy humilde.Llegó a decirme que la última palabra la tendría yo y que la respetaría. Me explicó que no sólo era por un tema deportivo sino sentimental que quería llevar el 21. Evidentemente que se lo di sin pensarlo. De Jong es un chico formidable, yo ahora le estoy enseñando español y él inglés, que lo tengo un poco olvidado».

Sobre su papel esta temporada en el campo, reconoció que «Valverde me ha pedido que tengo que dar un paso adelante y estoy dispuesto a hacerlo», asumiendo que «en mis primeros años siempre me cuesta un poco, pero sé que tengo que asumir el protagonismo que tenía en el filial», para finalmente reconocer que «somos muchos en el mediocampo, pero no creo que se vaya Rakitic; por lo que sé quiere quedarse y es un jugador muy importante para nosotros».

Y acabó con un mensaje para los jóvenes que están esperando una oportunidad en el primer equipo: «Vale la pena esperar y no marcharse. Yo lo hice y no me arrepiento».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *