La cuenta atrás del Barça (16): así llega Arturo Vidal

Infravalorado sólo por aquellos que no han debido repasar el palmarés de un jugador que ha sido imprescindible para entrenadores tan diversos como Allegri, Guardiola o Valverde, Arturo Vidal es, por cifras, el mejor centrocampista del Barça en esta Liga. Seis goles y dos asistencias en 22 partidos de los que, en sólo dos, completó los 90 minutos.

Dos goles decisivos, uno ante el Leganés en un importante triunfo (1-2) y otro en Cornellà en el que debía ser el gol de la victoria hasta que empató Wu Lei (2-2). Pero, sobre todo, una asistencia de oro a Messi en el debut de Setién al Granada. Esa pisadita de espaldas al argentino, que firmó el 1-0, valió su peso en oro. Y más. Vidal centró el balón que Le Normand despejó con la mano y significó el penalti que, a día de hoy, tiene líder al Barça.

Jugador de carácter, fundamental en un vestuario, muchos anunciaron su caída con la llegada de Setién, más amante del juego de toque. Sucede que a los entrenadores se les convence en los entrenamientos y, si bien es cierto que no se ha convertido en indiscutible, sí ha tenido sus minutos. Un error distingue la temporada de Vidal, el de su expulsión, evitable, en Nápoles.

En la post-temporada de los cinco cambios, a la que por cierto llega en muy buena condición según los test que manejan los especialistas del Barça, Vidal tendrá un papel fundamental. Para desfondarse durante 60 minutos, para salir media hora a generar caos y darle llegada al ataque del Barça. Nadie sabe si continuará la próxima temporada. El Inter lo quiere, pero él tiene entre ceja y ceja ganar su novena Liga consecutiva. Resulta muy difícil explicar que este jugador tenga ‘haters’, pero eso es el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *