La situación de Rüştü Reçber es estable, pero las próximas horas serán críticas

El exfutbolista del Barcelona, Rüştü Reçber, sigue luchando contra el coronavirus. Aunque las noticias que llegan desde Turquía es que permanece estable el peligro continúa y, los médicos avisan que las próximas 72 horas son claves.

Isil Recber, la mujer del ex portero de 28 años, ha recibido muchas críticas y se la ha culpado del contagio de su marido, ya que Isil Recber volvió de Estados Unidos hace tres semanas y según los medios turcos no pasó la cuarentena

Isil, la mujer de Rustu, ha sido duramente criticada porque se filtró que había incumplido la cuarentena para acudir a un centro de belleza y de no ailarse de su marido. Ella se ha defendido de estas afirmaciones: «Volví de Estados Unidos con mi hija hace tres semanas. Durante este tiempo he salido solo una vez y ha sido para ir al centro de salud. Pero eso no es un centro de belleza. Después de regresar de Estados Unidos, Rustu y yo hemos estado en habitaciones separadas. Hemos pasado la cuarentena en casa. Rustu tuvo que salir un par de veces por su trabajo, pero la semana pasada estuvo en casa».

Isil ha relatado cómo la salud del exfutbolista fue empeorando el pasado viernes, hasta el punto de tener que ser ingresado. Desvela que no lo ha vissto desde entonces, ya que a los pacientes que están en su situación se les tiene restringido el contacto con el exterior: «El viernes pasado Rüştü dijo que le dolían los músculos y la cabeza. El sábado, su fiebre subió rápidamente, comenzó a enfriarse y a toser. Entonces me preocupé y obligué a Rüştü para ir al hospital. Fue tratado de inmediato, pero ya no lo vi después. Está prohibido subir a la planta donde se trata a los enfermos. No les permiten ni hablar por teléfono. Los médicos han dicho que las primeras 72 horas son muy críticas».

Isil Recber dijo que no le afectan las críticas recibidas: «Nunca leo lo que escriben. No tengo tiempo ni energía. Pueden escribir lo que quieran. Lo más importante es que la vuelta de mi esposo a casa sano y salvo. Tienen que cuestionar su propias conciencias antes que la mía. Creo que el amor y la oración de la gente sanará a Rüştü. Las pruebas que me hicieron a mí, a mi hija Tuana y a mi hijo Mehmet Burak fueron negativas.»

Fatih Terim recibe el alta

Mientras Rustu Reçber lucha por su recuperación, otro exfutbolista turco, Fatih Terim, es noticia tras recibir el alta hospitalaria tras vencer al coronavirus. Estas fueron sus primeras palabras en sus redes sociales: «Esta es una prueba para todo el mundo. A algunos de nosotros se nos pone a prueba con el virus, teniendo que ser pacientes e combatiéndolo con razón y fe. Que Dios haga la prueba a cada uno según su corazón».

Fatih Terim, reconoció haber salido más reforzado: «He aprendido mucho de todo estos. Procuraré pasar más tiempo con mi familia y mis seres queridos. Haré todo lo que esté en mi mano para traerme más paz. Perdonaré más, trataré de sentirme menos triste. Termino la etapa del hospital y empiezo mi nueva etapa en casa. (…) Agradezco a mi familia, que estuvo allí con paciencia y esperanza. Quédense en casa siempre que sus posibilidades se lo permitan, y protéjanse y tomen precauciones. En cada oración que he hecho y haré estarán presentes todos los pacientes que luchan contra este virus y todos los trabajadores de la salud que arriesgan sus vidas para salvar las nuestras. Os doy las gracias de todo corazón».

Isil, la mujer de Rustu, ha sido duramente criticada porque se filtró que había incumplido la cuarentena para acudir a un centro de belleza y de no ailarse de su marido. Ella se ha defendido de estas afirmaciones: “Volví de Estados Unidos con mi hija hace tres semanas. Durante este tiempo he salido solo una vez y ha sido para ir al centro de salud. Pero eso no es un centro de belleza. Después de regresar de Estados Unidos, Rustu y yo hemos estado en habitaciones separadas. Hemos pasado la cuarentena en casa. Rustu tuvo que salir un par de veces por su trabajo, pero la semana pasada estuvo en casa”.

 

Isil ha relatado cómo la salud del exfutbolista fue empeorando el pasado viernes, hasta el punto de tener que ser ingresado. Desvela que no lo ha vissto desde entonces, ya que a los pacientes que están en su situación se les tiene restringido el contacto con el exterior: “El viernes pasado Rüştü dijo que le dolían los músculos y la cabeza. El sábado, su fiebre subió rápidamente, comenzó a enfriarse y a toser. Entonces me preocupé y obligué a Rüştü para ir al hospital. Fue tratado de inmediato, pero ya no lo vi después. Está prohibido subir a la planta donde se trata a los enfermos. No les permiten ni hablar por teléfono. Los médicos dijeron que las primeras 72 horas son muy críticas.»

 

Isil Recber dijo que se interesa por las críticas: «Nunca leo lo que escriben. No tengo tiempo ni energía. Pueden escribir lo que quieran. Lo más importante es que la vuelta de mi esposo a casa sano y salvo. Tienen que cuestionar su propias conciencias antes que la míaCreo que el amor y la oración de la gente sanará a Rüştü. Las pruebas que me hicieron a mí, a mi hija Tuana y a mi hijo Mehmet Burak fueron negativas.»

 

Mintras Rustu Reçber lucha por su recuperación, otro exfutbolista turco, Fatih Terim, es noticia tras recibir el alta hospitalaria tras vencer al coronavirus. Estas fueron sus primeras palabras en sus redes sociales: «Esta es una prueba para todo el mundo. A algunos de nosotros se nos pone a prueba con el virus, siendo pacientes e combatiéndolo con razón y fe. Que Dios haga la prueba a cada uno según su corazón”.

 

Fatih Terim, reconoció haber salido más reforzado: “He aprendido mucho de todo estos. Procuraré pasar más tiempo con mi familia y mis seres queridos. Haré todo lo que esté en mi mano para traerme más paz. Perdonaré más, trataré de sentirme menos triste. Termino la etapa del hospital y empiezo mi nueva etapa en casa. (…) Agradezco a mi familia, que estuvo allí con paciencia y esperanza. Quédense en casa siempre que sus posibilidades se lo permitan, y protéjanse y tomen precauciones. En cada oración que he hecho y haré estarán presentes todos los pacientes que luchan contra este virus y todos los trabajadores de la salud que arriesgan sus vidas para salvar las nuestras. Os doy las gracias de todo corazón”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *