Setién sale con blancas

Esto no son más que palabras», dijo Setién después de dar su interminable discurso inaugural el pasado martes. En cinco días, y después de haberse proclamado de nuevo cruyffista radical y de haberse puesto a los pies de Messi; de haberse metido en los rondos y de llevarse a sus chicos a cenar, a Quique le toca pasar a los hechos en su debut oficial como entrenador del Barça ante el Granada (sigue el partido en directo en As.com). A juzgar por sus palabras, va a ser valiente. Sabe mejor que nadie que ha aterrizado en el Barça por filosofía y discurso, no por currículo. «Cuando he llegado a los equipos donde he ido, sólo he prometido una cosa: jugar bien». Quique no puede traicionar sus principios. Así que se espera un entrenador fanático del estilo, de la posesión y de la diversión. Por su gusto por el ajedrez, podría decirse que hoy ante el Granada saldrá con blancas. Al ataque y a demostrar que su relato no está vacío y tiene sustancia.

Diego Martínez le han hecho una faena. Interiorizado como tenía al Barça de Valverde, al que pintó la cara en la primera vuelta en Los Cármenes, el nuevo es una incógnita. Setién no ha garantizado la continuidad del 4-3-3, aunque es difícil imaginar otro dibujo en un equipo que casi no tiene centrales y que, además, se ha quedado sin delantero centro. Porque en la última semana del Barça no sólo ha acabado la era Valverde. Luis Suárez estará cuatro meses de baja. Una ausencia capital. El uruguayo ha participado en el 41% de los goles del Barça este año. La expectación es máxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *