El tour de la esperanza

«Parecía que venían tiempos difíciles y hemos demostrado mentalidad». Ronald Koeman no podía ocultar en la sala de prensa de Vallecas cierta safistacción por el trabajo de sus jugadores en un tremendo mes de enero en el que no han jugado ni un solo partido al abrigo de ‘su’ Camp Nou. Ya el sábado pasado había advertido de que una cosa era enfadarse por fallar penaltis; y otra, no valorar lo que estaban haciendo los jugadores. «A ver si lo ponéis», dijo a los periodistas. «Les doy un diez en actitud», puntuó.

El Barça ha jugado ocho partidos fuera del Camp Nou en enero y, quitando los dos de sede neutral, los de la Supercopa, los ha ganado todos: Huesca (0-1), Bilbao (2-3), Granada (0-4), Elche (0-2). Esos, en LaLiga. Y en la Copa, ha ganado en Cornellà (0-2) y Vallecas (1-2). En este tour de la esperanza, el Barça ha recuperado cierta autoestima. Llevaba dos años arrastrándose fuera del Camp Nou, cinco años sin ganar cinco partidos seguidos de Liga lejos de su campo; y dando la sensación de estar abandonado a su suerte, en un declive paulatino e imparable. Con más o menos acierto, el Barça ha jugado con la mejor actitud que puede tener un visitante los seis partidos de enero, al que se le puede añadir el último que jugó a en el año 2020 contra el Valladolid (0-3 con conexión Messi-Pedri).

Lo que más ha satisfecho a Koeman es el nivel de concentración que ha demostrado el equipo. El Barça ha minimizado errores y ha dejado en el olvido los episodios de Vitoria (falta de coordinación Piqué-Neto, gol de Rioja), Getafe (el penalti infantil de De Jong), Wanda (falta de coordinación Piqué, Ter Stegen, gol de Carrasco) y Cádiz (chirigota de Alba, Lenglet y Ter Stegen después de un saque de banda, gol de Negredo). Exceptuando errores puntuales como el de Mingueza en Elche, que resolvió el portero alemán y le pudo costar dos puntos al Barça; y los penaltis fallados en Cornellá por Pjanic y Dembélé, el Barça ha jugado con una estimable concentración y ha vuelto a ser un equipo relativamente seguro. Los rivales no han sido de máxima dificultad, pero ha demostrado superioridad y hasta se ha sobrepuesto a las dificultades, remontando los partidos de Bilbao y Vallecas.

Koeman sólo ha lamentado de verdad el último minuto de la final de la Supercopa. Revisado el vídeo, comprobó que el Barça jugó bien los minutos posteriores al 2-1. Tuvo posesión y perdonó el 3-1 en una transición final entre Messi y De Jong, pero le dio la oportunidad al Athletic de tirar una última falta. Un nuevo aprendizaje para un equipo joven que, en este tour de partidos lejos de Barcelona, ha pagado alguna novatada pero ha descubierto una columna vertebral de futuro: Ter Stegen, Araújo, De Jong, Pedri. Ha recuperado unas buenas versiones de Alba, Busquets y Griezmann y hasta ha tenido tiempo de ilusionarse con Dembélé. El Barça, en fin, se ha vuelto a reconocer como un equipo y, con más o menos brillantez, ha salvado un enero peliagudo con un diez de actitud. Sigue lejos de los títulos, pero vivo en todo.

Ilaix Moriba, el peluquero que apunta a nueva estrella del Barça

Las puertas del primer equipo del Barcelona se están abriendo para Ilaix Moriba (Conakry, Guinea, 2003), una de las grandes apuestas de La Masia, mientras la pandemia del coronavirus le ha obligado a hacer una pausa en su gran pasión más allá del fútbol: la peluquería. «Uno de sus hermanos era un gran jugador, prometía muchísimo y no siguió el camino de progreso que se esperaba. Esto Ilaix lo tiene muy en cuenta. Lo he hablado mucho con él porque trabajamos los valores, incluido el hecho de saber digerir el éxito y el reconocimiento, algo que no es fácil a su edad», explica a EFE Josep Pons, su profesor de peluquería.

Ronald Koeman hizo debutar a Ilaix el 21 de enero ante el Cornellà en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, tan solo dos días después de que cumpliera la mayoría de edad. Además, el entrenador holandés le dio la oportunidad como titular en un encuentro en el que pudo mostrar una pequeña ración de su enorme potencial. También formó parte de la convocatoria en los octavos de final que el Barcelona disputó el miércoles ante el Rayo Vallecano, pero esta vez el joven centrocampista vio desde el banquillo cómo sus compañeros derrotaban al conjunto madrileño por 1-2.

Cláusula récord: 100 millones

En abril de 2019, cuando tan solo sumaba 16 años, el Barcelona lo renovó hasta 2022 con una cláusula de rescisión récord para un futbolista de su edad: 100 millones de euros. Sin duda, Ilaix se convirtió en ese momento en una de las grandes apuestas de La Masia, a la que llegó en 2010 procedente del Espanyol, junto a Ansu Fati.

Precisamente a principios de 2019 Ilaix empezó a ir a la escuela de Josep Pons, una de las seleccionadas por La Masia para que las promesas azulgranas aprendan habilidades y una forma de ver la vida fuera del fútbol. «Nuestra filosofía es muy coincidente con la de La Masia. Está basada en los valores, en la cultura del esfuerzo, en la humildad y en la superación constante», asegura Pons. En esta escuela Ilaix, que vive con sus padres en Santa Coloma de Gramenet, se forma en barbería, en peluquería masculina y femenina, y en asesoría de imagen.

Y también en gestión de empresas. «Este tipo de formación me la recomendó con muy buen criterio Xavi Martín (director de La Masia)», dice el empresario del mundo de la imagen. «Como jugador de élite no tendrás el tiempo suficiente para dedicarte al día a día de tu negocio. Así que deberás tener empleados y lo fundamental será saber gestionar», añade.

El jugador español de origen guineano no fue el primer azulgrana que acudió a la escuela de Josep Pons para estudiar un ciclo formativo. Previamente pasó por allí Kike Saverio, cuatro años mayor que Ilaix, y quien actualmente juega en el filial del Osasuna. De hecho, Saverio fue quien le recomendó que acudiera a esta escuela y lo convenció. Además, allí Ilaix no llegó solo, sino que lo hizo acompañado por otro jugador de La Masia, Brian Peña, mediocentro del Juvenil A.

Alumno modélico

«Ilaix siempre ha tenido una actitud modélica. Es muy hábil. Tiene una facilidad brutal para captar y plasmar», asegura Pons. «A mí algunas personas me dijeron que Ilaix quizá no tendría disciplina y la verdades que es un chico muy disciplinado, todo lo que puedo decir sobre él es positivo», insiste.

La lista de jugadores de La Masia con interés por la peluquería y la imagen estaba a punto de incrementarse en 2020 con dos incorporaciones más a la escuela de Josep Pons, pero la pandemia del coronavirus las aplazó. E Ilaix Moriba y Brian Peña también se vieron obligados a dejar de acudir a clase hasta que la situación sanitaria mejore. «En nuestra escuela hay muchos alumnos y aunque cumplimos con todas las medidas de seguridad y el Barça quiere evitar al máximo los contactos, lo entiendo perfectamente», dice Pons. «Continuaremos cuando la pandemia lo posibilite», explica.

Mientras tanto, Ilaix se encuentra ante la irrupción en el primer equipo, una oportunidad que lleva deseando desde que vistió por primera vez la camiseta azulgrana en el benjamín C hace 11 años. La precaria situación económica del club, que obliga a mirar a La Masia, provoca que el momento sea especialmente propicio.

Rotación masiva en Cornellà

Aunque el partido tiene un punto de peligro inevitable para el Barçelona, ante un rival motivadísimo y en césped artificial, Koeman es consciente de que sus titulares necesitan descanso y hará rotación masiva en el partido de dieciseisavos de la Copa del Rey de este jueves a las 21:00 horas.

Ter Stegen, Dest, Lenglet, Alba, Busquets, De Jong, Griezmann y Dembélé, además de Messi, sancionado, pueden descansar. Koeman dará una oportunidad a jugadores con los que no cuenta pero que esta vez deben sacarle las castañas del fuego al entrenador y al equipo.

El holandés puede introducir en el once a Mingueza, Umtiti, Júnior, Pjanic, Riqui, Trincao y Braithwaite. También podría darle la alernativa a dos jugadores del filial, Ilaix Moriba y Konrad. Podría llamar a alguno más, siempre jugando con que al menos, por normativa, debe haer siete jugadores de la primera plantilla. Araújo o Pedri se perfilan como dos de los jugadores que pueden completar un once que podría estar formado por: Neto; Mingueza, Araújo, Umtiti, Júnior; Pjanic, Riqui Puig, Ilaix; Trincao, Braithwaite y Konrad. El Barça tendrá una sesión de activación el mismo jueves a las 10:15 horas y no sería extraño verlo entrenarse en césped artificial alguno de estos días.

Sergiño Dest, baja para la Copa

La gran novedad en la previa del estreno de Copa ante el Cornellà ha sido la presencia en el entrenamiento del delantero del filial, Álex Collado. Además, su participación tenía hasta cierto sentido, ya que el joven jugador fue el autor del gol del triunfo del Barcelona B en su visita hace unas jornadas a Cornellà (0-1), con un extraordinario gol de falta, Koeman ha querido guardarse este comodín y ha llamado a Collado para que se ejercite con el primer equipo. Collado se une de esta forma al portero Arnau Tenas, el defensa Óscar Mingueza, el centrocampista Ilaix Moriba y el delantero Konrad de la Fuente, jugadores del filial que se entrenan habitualmente con el primer equipo.

En la sesión de este miércoles, Koeman no ha podido contar con la presencia del defensa Sergiño Dest, que ya no salió en la segunda parte de la final de la Supercopa tras recaer de sus molestias, por lo que todo apunta que será una de las bajas para el partido de este jueves. Tampoco estará Leo Messi, por sanción, aunque el delantero argentino se ejercitó con aparente normalidad tras dos días de descanso. Asimismo, cuatro jugadores más no estarán en la lista al seguir en la enfermería: Sergi Roberto, Ansu Fati, Gerard Piqué y Philippe Coutinho.

La lista de convocados no se conocerá hasta el mismo día de partido, ya que el equipo tiene una sesión de activación a las 10.15 horas en la Ciutat Esportiva. Tras el entrenamiento, Koeman dará la convocatoria definitiva de veinte jugadores. Hay que recordar que la Federación sólo permite incluir a seis jugadores del filial y que sólo cuatro pueden coincidir en el campo, por lo que las posibilidades de maniobra del técnico holandés son bastante limitadas.

Piqué, el único jugador de la plantilla que podrá votar el 24 de enero

A día de hoy, si se mantiene el 24 de enero como fecha para acudir a las urnas para escoger nuevo presidente del FC Barcelona, sólo un jugador del primer equipo podrá ejercer su derecho como socio. Estamos hablando de Gerard Piqué, quien ya participó en las del 2015, en esa ocasión junto a Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Carles Puyol, aunque estos dos últimos ya no eran jugadores del primer equipo el 18 de julio.

El motivo por el que habrá una representación tan escueta de la plantilla del primer equipo en estas elecciones es porque el Barcelona juega ese día en Elche la decimonovena jornada de LaLiga. Además, al ser el partido a las 16.15 horas, obliga a la expedición blaugrana a desplazarse un día antes a la localidad ilicitana. A todo esto, en las elecciones del Barça está prohibido el voto por correo y el telemático, por lo que sólo se puede ejercer el derecho a voto de manera presencial, frustrando de esta forma cualquier tentativa a los convocados para ese encuentro.

Quien sí estará ese día en Barcelona es Piqué, inmerso en su proceso de recuperación de una lesión complicada -una rotura parcial del ligamento cruzado anterior y un esguince de grado tres del ligamento lateral interno de la rodilla derecha-. El 24 de enero se cumplirán los dos meses de baja, aunque en principio se espera que tarde un mes más para volver a los terrenos de juego.

Ansu, sin experiencia

Habrá otro socio en la plantilla que también estará en Barcelona el 24 de enero: Ansu Fati. Pero, en el caso del joven delantero blaugrana, no cumple una de las condiciones para poder participar en los procesos electorales del FC Barcelona: tener un año de antigüedad. Hay que recordar que Fati, que se está recuperando de una intervención del menisco, se hizo socio el pasado 3 de diciembre.

Otro jugador que podría acudir a votar en caso de estar ese día en Barcelona sería Sergi Roberto. Pero todo apunta que el de Reus podría entrar en la convocatoria: se encuentra en la recta final de su lesión y cumplirá los plazos a finales de este mes.

Final de la Copa del Rey 2020: ¿cuándo se jugará el Real Sociedad – Athletic pendiente?

Suspendidos oficialmente los actos de la Semana Santa 2021 por culpa de la pandemia, la primavera sevillana tendrá el consuelo de vivir el espectáculo del fútbol con dos finales de la Copa del Rey seguidas, la de 2020 y la de 2021. Será con la esperanza de que la evolución de la pandemia mejore y pueda haber algo de público, motivo por el que Real Sociedad y Athletic acordaron un aplazamiento tan largo. Deseo que expresó también recientemente Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes. Ahora, los clubes vascos viven una experiencia extraña: aspirar a ganar un título en 2021 antes de la final pendiente de 2020.

La Cartuja de Sevilla era el escenario donde hace un año se tenían que haber dado cita los dos equipos vascos, la Real Sociedad y el Athletic, que atesoran una rivalidad centenaria. Y en Sevilla y en La Cartuja será donde tendrá lugar una final histórica, inédita y por la que ambos clubes y ambas aficiones habrán estado suspirando durante casi 365 días.

Porque la final de la Copa 2020 tenía que haberse disputado el 18 de abril de 2020, y todo está previsto para que se celebre el domingo 4 de abril de 2021, justo el domingo de Pascua. Dos semanas después, el sábado 17 de abril, tendrá lugar la de 2021. Aunque la fecha de la final, el 4 de abril, no está todavía confirmada oficialmente por la Real Federación Española de Fútbol, ambos clubes la dan por buena. El hecho de que ese fin de semana coincida con el derbi vasco de LaLiga Santander de Anoeta (es la fecha idónea ya que no perjudica a terceros) y el hecho de que debe celebrarse antes de la final de 2021 hacen prever que casi con toda seguridad se celebrará en esa fecha.

El estadio de La Cartuja recobra, así pues, un marcado protagonismo después de que la Real Federación Española de Fútbol anunciara que será el escenario donde se disputarán las cuatro próximas finales de la Copa del Rey y después de que recientemente haya albergado a la Selección. También será el terreno de juego donde este domingo se proclame el campeón de la Supercopa de España 2021. Este miércoles la Real Sociedad se medirá con el Barcelona en el Nuevo Arcángel, estadio del Córdoba y el jueves le tocará el turno al Athletic ante el Real Madrid en La Rosaleda, feudo del Málaga. Dos duros escollos que ponen muy difícil otra final inédita y que tendría lugar tres meses antes de la gran final pendiente.

Un adelanto de la final de la Copa 2020 en la final del domingo es algo con lo que sueñan ambos clubes vascos. La historia de la rivalidad del Athletic y la Real Sociedad mira a la Supercopa como la antesala de la gran final de la Copa del Rey.