Mingueza: «Es un sueño, creo que he hecho un buen partido»

El Barcelona logró un buen triunfo en Kiev (0-4) que, tras la derrota ante el Atlético de Madrid en Liga, le permite recuperar las buenas sensaciones. El conjunto azulgrana venció sin Messi ni De Jong gracias a los tantos de Dest y Griezmann y al doblete de Braithwaite. Tras el duelo, Mingueza habló en BarçaTV y dijo que «estoy muy feliz. Después de tantos años de trabajo y esfuerzo, y tanto sufrimiento, es un sueño debutar y más hacerlo en Champions y con el mejor equipo del mundo. Es una alegría enorme».

Mingueza estaba con ganas de debutar con el primer equipo azulgrana y ahora sabe que debe seguir trabajando para disfrutar de más oportunidades: «Llevaba toda la semana pensando si jugaba o no y cuando me he enterado me he puesto muy feliz, con muchas ganas. Me he acordado de toda mi familia, amigos, pareja, que han estado ahí siempre y saben lo que he sufrido y el trabajo que llevo detrás. Espero que esto sea el principio de algo muy grande«. Por último, habló del 0-4 y tras comentar que «creo que he hecho un buen partido», se refirió al colectivo: «Hemos concedido muy poco. El equipo ha estado muy bien, especialmente en la segunda mitad. En la primera parte hemos estado atentos, cuando perdíamos el balón lo recuperábamos rápido. Hicimos un muy buen fútbol tanto con balón como sin».

Konrad: «Estoy muy contento por todo lo que estoy viviendo. Todos me han ayudado mucho y vamos a seguir trabajando para ir hacia arriba. Estoy muy feliz y lo recordaré durante mucho tiempo. Es un momento increíble para mí y mi familia. hemos trabajado mucho para llegar aquí. Me acuerdo de mis padres y entrenador y hay que seguir trabajando».

Dest: «Hemos jugado muy bien y es un sueño lograr mi primer gol. Intenté mantener bien la posición. Estoy feliz y quiero seguir jugando en este equipo. Necesitaba marcar, fue el 0-1, y estoy muy feliz».

Aleñá: «Contento por volver a sentirme futbolista»

Sensaciones: «Estoy contento por la victoria y porque he podido volver a jugar y sentirme futbolista. Hemos dejado la clasificación hecha. El partido era difícil, en un campo complicado y ante buenos futbolistas. Fuimos eficaces y sumamos tres puntos muy importantes para todos».

Su trabajo: «La única opción y el camino que hay es el de trabajar. He de apretar en los entrenamientos y demostrar al entrenador que puedo jugar. Me estoy sintiendo cada vez mejor, creo que he hecho un buen partido y contento por tener la oportunidad de sentirme futbolista. Esperemos que lleguen muchas noches como esta. La exigencia es máxima, esto es el Barça, están los mejores jugadores del mundo y hay que trabajar».

Volver a ganar: «Para el equipo era muy importante coger buenas sensaciones. En Champions estamos bien y ahora es cuestión de ganar dos o tres partidos de Liga y todo irá bien. Estamos trabajando bien y no creo que tardemos en transmitir esto en Liga. Somos el Barça y seguro que lograremos cosas buenas».

Debut de más jugadores de La Masía: «Estarán muy contentos, tanto ellos como sus familias. Se lo merecen porque trabajan muy bien. Cuando lo haces bien te llegan las oportunidades. En La Masía hay mucho nivel y estoy contento por ellos».

Matheus, apareció el ‘fantasma’

Matheus Fernandes (30-6-1998) no era un fantasma. «Está trabajando bien», había advertido Ronald Koeman en la rueda de prensa previa al partido. Dicho y hecho. Matheus apareció en el Olimpiyskiy en el minuto 73 de partido. Sustituyó a Pedri y, al menos, ya podrá decir que ha vestido la camiseta de Barcelona, que piensa en una cesión para el mercado de invierno.

Matheus es algo así como un jugador clandestino en el Barça, que sí presentó a los otros fichajes este verano (Pedri, Trincao, Dest, Pjanic), pero tapó a Matheus, que había llegado del Palmeiras y había sido cedido al Valladolid, donde apenas había jugado. El brasileño, mediocentro, jugó junto a Aleñá y Riqui en el centro del campo cuando salió. El club no esconde que pretende su cesión pero, de momento, el brasileño ya ha cumplido un sueño.

La Masia levanta la voz

Lo dijo Óscar Mingueza después del partido. «Se lo dedico a mi gente porque sólo ellos saben cuántas horas de trabajo y cuánto sacrificio cuesta jugar en este club». A sus 21 años, el central cumplió, con su partido aseado en el Olimpiyskiy, el sueño de cualquier jugador de La Masia, más si como en su caso entra en la edad de prebenjamín, a los siete. Casualmente, o no, Mingueza compartió equipo titular con Carles Aleñá (hará 23 años en enero), otro futbolista que también empezó en prebenjamines, que fue imagen de La Masia hace bien poco, en su edad de juvenil; y que ya se tuvo que ir a hacer la mili en el Betis. «Se lo merecen porque trabajan muy bien. Cuando lo haces bien te llegan las oportunidades. En La Masía hay mucho nivel y estoy contento por ellos». Aleñá hablaba en plural porque Riqui Puig (21 años) y Konrad (19) también debutaron en Champions. Y el Barça ganó 0-4.

La Masia levantó la voz en Kiev y hay cierto simbolismo en los minutos para Mingueza, Aleñá, Riqui Puig y Konrad. El Barça, en grave crisis económica, lleva años negando a la cantera de la que tanto presume. Escudado en el argumento de la exigencia de los títulos, que hacía necesaria incorporación de jugadores ya hechos y de rendimiento inmediato, la participación del ‘planter’ en los últimos tiempos había quedado mermada hasta el punto de que Sergi Roberto había sido, hasta Ansu Fati (18 años) el último jugador criado en casa que se ha asentado en el primer equipo.

Puede que lo de Mingueza, Aleñá y Riqui en Kiev (falta el central Ronald Araújo que, con 21 años, está lesionado pero ya forma parte del primer equipo) quede como una nube de verano pero, desde luego, permitirá reflexionar al club y, especialmente, a los candidatos a la presidencia del Barça. La renovación de Messi y la guerra de nombres (Haaland, Mbappé) que se desatará en la campaña puede volver a esconder bajo la alfombra la obligación de que el Barça vuelva a mirar abajo y se reencuentre con sus orígenes. Futbolistas con ilusión que conocen la idiosincrasia del club en el que han crecido, saben la tierra que pisan y la ciudad en la que están; pagarían casi por llevar esa camiseta, para recuperar la ilusión del socio y enderezar el rumbo de la entidad.

Será clave aquí la labor de Koeman. El holandés, que había empezado lanzado en su apuesta por los jóvenes, especialmente Pedri (18 años este miércoles) además de Ansu, había parado en los últimos partidos, refugiado en la jerarquía de las vacas sagradas que aún permanecen en Can Barça pese a las marchas de Suárez, Rakitic o Vidal. El partido de Kiev puede ser el argumento definitivo para que el holandés suelte la cuerda a los más jóvenes. En el fondo, esa y no otra puede ser su gran ventaja para ser un entrenador de consenso para los futuribles a la presidencia.

No sólo fueron los canteranos. También los que se comportan como ellos como Dest (20 años), cuyo empuje empieza a ponerlo por delante de Sergi Roberto; y como Pedri, al que casi podría considerarse de La Masia por su condición de culé de toda la vida y de su conocimiento del juego que ha permitido que el Barça venda un estilo y una manera de ser de cara al exterior. En Kiev, el Barça jugó con un once inicial con una media de edad casi seis años menor que la del equipo que salió a recibir ocho goles frente al Bayern. No pueden compararse los rivales ni las situaciones. Pero sí la ilusión que debía hacerles a los protagonistas los objetivos en esos dos escenarios. Y, a hambre, está claro que ganan los de Kiev. Y que La Masia levanta la voz con múltiples nombres propios. Al menos, para que se cuente con ella en un futuro inmediato.

«Doy las gracias al Madrid por no ficharme; estoy donde quería»

El jugador del Barcelona Pedri pasó este lunes por los micrófonos de El Larguero de la Cadena SER. El atacante analizó su irrupción en la primera plantilla azulgrana y repasó el pasado, presente y futuro de su carrera.

Humildad: «Yo creo que si pierdes la humildad y dejas de ser como eres se pierde al futbolista. Mis padres y mi hermano son los que me dan más consejos. Está muy bien porque te hace exigirte y estar con los pies en el suelo».

Posición en el campo: «Desde pequeño siempre me he sentido más cómodo de mediapunta pero en ambas bandas puedo aportar al equipo».

Messi: «No te acostumbras a ver las jugadas que hace Messi. Todos te sorprenden. Poder aprender de ellos es un lujo. Ver las cosas que hace Messi… hace lo que quiere y cuando quiere. Claro que impone Messi, lo ves en la TV y en la play y verlo en la vida real impresiona. Me impresionan todos. Jugar con Messi es un premio que me ha dado la vida».

Relación con el vestuario: «Sobretodo me llevo muy bien con Trincao, llegamos al mismo tiempo, empezamos a entrenar juntos…. con Ansu muy bien. Ahora ha tenido la lesión y tiene que trabajar para estar lo mejor posible. Hemos hecho buenas migas».

Ansu Fati: «Ansu tiene mucho gol. Mucha calidad, uno contra uno… tiene muchísimo futuro y lo tiene todo».

El Clásico: «Dos días antes del Clásico me dijeron que iba a ser titular y dije… hostia, ¡esto ya va en serio!».

Prueba en el Real Madrid: «Estuve una semana probando en el Madrid. Me dijeron que no tenía el nivel. Me llevaron a un despacho y me lo dijeron. Le doy las gracias, porque ahora estoy en el equipo que siempre he querido estar».

Selección: «Luis de la Fuente me dice que siga trabajando como lo estoy haciendo. Que busque los espacios, que tenga tranquilidad y que sea yo mismo. Ojalá pueda ir a las dos, a la Eurocopa y a los Juegos Olímpicos».

Aspiraciones: «No me gusta ponerme techos. Hay que ir paso a paso. Siempre he dicho que me gustaría jugar un Mundial con la Selección».

Positivo de Suárez: «No es una buena noticia el positivo de Luis Suárez. Los mejores tienen que estar en el campo y jugar en el campo»

Atlético de Madrid: «El Atlético tiene un gran equipo y saben a lo que juegan. Van todos a una y veremos lo que pasa».

Griezmann: «A Griezmann lo veo bien. Está teniendo la mala suerte de que no le acaban de entrar. Nos aporta mucho cuando juegan».

LaLiga reduce el límite salarial de los clubes por la grave crisis

LaLiga comunicó el pasado jueves a los clubes de Primera y Segunda División la cantidad máxima que pueden gastar en el coste de sus plantillas durante la temporada 2020-21 y hoy ha compartido las cifras con los medios de comunicación en una reunión informativa. Los equipos, que han visto en general reducidos sus ingresos por los efectos del COVID, han tenido que reajustar aún más sus presupuestos que en otras ocasiones y, como consecuencia, reajustar la partida destinada para este concepto (pagos a jugadores, entrenadores, cuerpo técnico, filial…). Según el presidente de LaLiga, Javier Tebas, los clubes deben reducir un exceso de unos 500 millones al perder casi la mtad de los ingresos de la pasada temporada por ticketing al no poder entrar afición en los estadios.

El Barcelona, que es uno de los equipos que más problemas económicos atraviesan y han formado una mesa negociadora con los jugadores para reducirles el sueldo un 30%, tienen establecido un límite salrial de 382 millones de euros. En febrero de 2020, cuando LaLiga publicó la última actualización de este concepto, tenía el listón en 656,43 millones de euros; 671,43M€ se retrocedemos hasta septiembre de 2019. El Real Madrid, que tradicionalmente ha ocupado el segundo puesto del ránking de los que más podían gastar en pagar a su plantilla deportiva, tiene un tope de 468,53, lo que le coloca como el club que más puede gastar en Primera. El Atlético de Madrid ronda los 252 millones. El club que menos podría gastar en LaLiga Santander es el Elche con 34,6 millones. En Segunda, el club con un límite salarial más elevado es el Espanyol, con 45 millones.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, advirtió el límite marcado ha mejorado una vez transcurrido el verano, ya que al final de la pasada temporada se estableció un punto de partida de mil millones de euros menos que un año atrás: «El dato de techo de gasto llegó a ser de unos 2.843 millones. Esto es muy importante. Eso es lo máximo que se podía ganar hace dos años, y ya fue de 1.000 millones menos la temporada anterior. Luego, de salida, fueron 1.000 millones menos respecto al verano de la temporada 2018-19. El gasto salarial ya estaba reducido. Ahora mismo hay unos 600 millones menos para gastar. Es imposible quitarse todos los contratos de golpe. Hay clubes que están necesitados de recudir masa salarial o a vender a jugadores.».

Además, advirtió de un posible problema: «Estos límites tienen un posible error importante. El tickecting puede variar los números porque pensábamos que podía acudir afición a los estadios a partir de enero y eso no va a poder ser así. Eso no se va a producir. Estos cálculos son de verano y en ese cálculo hay un exceso porque se hizo en julio». «Si no hay público hasta final de temporada, el exceso sería de 707 millones. No afecta a todo el mundo por igual. Depende del nivel del club. Cuanto mayor es el nivel, más afecta. Podemos corregir ese exceso y que se quede en 600 o en 550 millones si acude gente a los estadios antes de que finalice la temporada», añadió.

¿Qué es el límite salarial y cómo se calcula?

El límite salarial o el Límite de Coste de Plantilla Deportiva es el concepto que recoge la cantidad máxima que cada club de Primera y Segunda División pueden gastarse en los salarios destinados a jugadores, entrenador, segundo entrenador y preparador físico (plantilla inscribible), así como en el filial, la cantera y otras secciones (plantilla no inscribible).

En el concepto de plantilla deportiva inscribible se engloban las retribuciones salariales fijas y variables (ya sean dinerarios o en especie como puede ser una vivienda, un vehículo, un viaje…), las retribuciones por cesiones de los derechos de imagen, la amortización de los fichajes, las cuotas de Seguridad Socialindemnizaciones por la extinción de contratos, primas colectivas, gastos de aquisión al tener que pagar primas a representantes…

Su cálculo, como ha explicado este jueves Tebas junto al director general de LaLiga, José Guerra, a los medios en una conferencia telemática, se realiza a partir de la diferencia entre ingresos (televisivos, comerciales, ticketing…) de los gastos estructurales y el repago de la deuda prevista a lo largo de la temporada. A partir de ahí, es cada club el que elabora su propio límite salarial, pero debiendo cumplir con las normas del Control Económico de LaLiga y que, posteriormente, deberá ser aprobado por el Órgano de Validación. En caso de tener un límite salarial que no garantizase la estabilidad del club, este organismo lo reduciría hasta una cantidad que si lo hiciera.

«Hemos hecho cambios en tres partes de la norma de control económico y en nuestro reglamento y estatutos por el COVID. Es un impacto sobrevenido y hay que adaptarse a él para que los clubes puedan ajustarse. Se modifican también las sanciones. Necesitamos tiempo para ir adaptándonos», apuntó José Guerra, director General.

El central Araújo no estará ante el Atlético

Buenas y malas noticias para Ronald Koeman estos días. La buena es, sin duda, las excelentes sensaciones de Philippe Coutinho, que este martes completó con éxito la primera sesión completa con el grupo, por lo que está ya a las puertas de recibir el alta médica. En principio, el viernes, después de la sesión matinal, recibirá el OK médico y entrará en la convocatoria para viajar a Madrid. Será su regreso a una lista casi un mes después, ya que su última convocatoria fue el 24 de octubre, de cara al partido contra el Real Madrid (1-3).

La mala es que el central Ronald Araújo tiene prácticamente imposible entrar en la convocatoria para el partido de este sábado: continúa ejercitándose en solitario y no hay todavía una fecha prevista para su reincorporación con el grupo. El defensa uruguayo se lesionó el pasado 28 de octubre durante el partido ante la Juventus, no pudiendo salir ya en la segunda parte. Las pruebas confirmaron una rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha. En el club, como es habitual en los últimos tiempos, no se quiso adelantar ningún pronóstico, pero en AS ya informamos que el tiempo mínimo sería de unas tres semanas.

Pues bien, se han cumplido ya esas tres semanas, pero todo apunta que el tiempo de baja se podría alargar unas cuantas más: este tipo de lesiones suele tener una recuperación más lenta en los jugadores con una constitución más corpulenta.

Y para recuperación lenta y agónica la de Samuel Umtiti. El central lleva casi cinco meses sin entrar en una convocatoria tras su nueva recaída en la rodilla izquierda. Ahora parece que empieza a ver la luz tras acumular tres semanas ejercitándose con el grupo. Si los médicos y los técnicos lo consideran oportuno, el central francés podría recibir el alta y entrar en la lista para el partido de este sábado. Sería, sin duda, un gran premio para el defensa, que lleva dos años sin levantar la cabeza por culpa de las lesiones y su empecinamiento, casi enfermizo, en no pasar por el quirófano.

Braithwaite, llave para Depay

Martin Braithwaite puede ser la llave para fichar a Memphis Depay este mes de enero. Al menos, esa es una de las ideas del Barça en una operación que podría convenir a todos.. El danés sólo ha jugado 37 minutos oficiales esta temporada, una prueba evidente de que no termina de convencer a Koeman. Pero hay más. Kasper Hjulmand, seleccionador danés, declaró la semana pasada que Braithwaite podría perder su sitio con vistas a la próxima Eurocopa si no tiene más continiidad. Un aviso a navegantes que podría verbalizar directamente al jugador en esta convocatoria de selecciones, pero que podría empujar al ex futbolista del Leganés a tomar una decisión y pedirle una salida al Barça.

El presidente dela Comisión gestora, Carles Tusquets, comunicó a Ronald Koeman y Ramon Planes la semana pasada que sólo podrá haber fichajes en invierno si salen jugadores. Con contrato hasta 2024, la venta de Braithwaite permitiría afrontar el pago de Depay al Lyon, que no sería muy alto admitiendo que el holandés termina contrato en enero de 2021.La pandemia ha hecho caer el valor de mercado de Braithwaite a 7,50 millones de euros, pero el Barça lo compró en 18 y confía en venderlo en unas cifras similares. De hecho, el danés estuvo a punto de firmar este veranopor el West Ham, pero la operación se rompió sin que, a día de hoy, se conozcan los motivos.

Depay, además, debería adecuarse a las estrecheces salariales del Barça para que la operación se pudiese cerrar. Pero su fichaje se ha convertido en una urgencia futbolística después de la lesión de Ansu Fati, uno de los pocos delanteros capaz de hacer profundo el campo con sus desmarques. Braithwaite también tiene esa cualidad. Va al espacio y tiene metros de carrera, pero a Koeman no le parece que sea un delantero con el toque de sutilidad necesaria para ser válido en el Barça. El holandés sigue esperando a Depay. Quitando a Sergiño Dest, el club todavía no ha satisfecho ninguna de las peticiones del entrenador holandés que, sin embargo, no se queja. «Sabía lo que había antes de firmar», ha reconocido con categoría.

Frenkie de Jong, la piedra filosofal de Koeman

Frenkie de Jong lo ha jugado todo con Koeman. Bueno, a decir verdad, todo no, porque fue sustituido en el minuto 80 del partido contra el Getafe (1-0) del pasado 17 de octubre, cuando Koeman en un arrebato ofensivo colocó a toda la artillería pesada en ataque, sacrificando buena parte del mediocampo. Esos diez minutos son los únicos que De Jong no ha estado en el campo, en el resto, 890, ha participado de manera activa. De hecho, es el jugador de la plantilla con más minutos en este inicio de temporada, por delante incluso del jugador franquicia, Leo Messi (855) y del central referencia en defensa, Gerard Piqué (788).

Además, es el único futbolista que ha sido titular en todos los partidos de Koeman, aunque no siempre jugando en la medular como doble pivote: salió de central, acompañando a Piqué, en el partido de Champions ante el Dinamo de Kiev (2-1). Una posición que ya había jugado 45 minutos ante el Alavés (1-1) tras la sustitución de Lenglet.

En todo caso, el propio De Jong se encargó rápidamente de aclarar que no se siente cómodo en la posición de central -su partido ante el Dinamo fue ciertamente muy deficitario en todos los aspectos- y que esperaba recuperar su posición natural cuanto antes, como así fue al siguiente partido, ante el Betis (5-2), donde desplegó todos sus recursos como centrocampista poderoso y polivalente.

A De Jong, que esta noche juega un amistoso contra España, le falta todavía una dosis de confianza para acabar de convertirse en el centrocampista que maravilló al planeta entero hace dos años en el Ajax. Ha realizado grandes partidos con el Barça, pero sin la regularidad necesaria para dar el salto definitivo. Ahora, desde la llegada de Koeman al banquillo, se ha convertido en la piedra angular del proyecto del técnico holandés, como así reflejan los números. Y es que a sus 23 años, nadie juega más que él en este Barça.

Ultimátum del Barcelona a la plantilla: el 23 de noviembre se ha de cerrar la rebaja

Carles Tusquets, el presidente de la Junta Gestora, se empieza a hacer a la idea que no va a tener fácil cerrar un acuerdo con la plantilla del primer equipo para rebajar la masa salarial. En la reunión de este miércoles, ambas partes mantuvieron sus posturas de manera inflexible, sin moverse un ápice, según adelantó La Vanguardia. El club, a través de la Gestora, reclama la necesidad de rebajar en un mínimo de 30% los sueldos de los jugadores para reducir en casi 190 millones los gastos, mientras que los representantes de los jugadores consideran que este tipo de decisiones se han de consensuar con la nueva junta entrante y no con una institución provisional cuya única misión es cubrir tareas simplemente administrativas.

En este tira y afloja, ambas partes se han citado para una última reunión el próximo lunes 23 de noviembreSi ese día no se llega a un acuerdo, la Gestora podría tomar la decisión unilateral de reducir los sueldos, asumiendo el riesgo de una demanda colectiva por parte de los jugadores.

Antes de que se llegue a esta situación tan extrema, no se descarta que el club vaya cerrando acuerdos individuales con los jugadores, como ya ha hecho con Ter Stegen, Piqué, De Jong, Pjanic o Lenglet, por poner un ejemplo.

Un caso más delicado será el de Leo Messi al ser uno de los futbolistas que se está mostrando más reacio a la hora de cerrar cualquier tipo de acuerdo con la Gestora.

No hay duda de que la Gestora podría ahorrarse este protagonismo innecesario si cumpliese a rajatabla los Estatutos del club y las convocara para el mes de diciembre. Sin embargo, todo parece apuntar que hasta el 17 de enero no habrá nuevo presidente, por lo que la situación de la rebaja salarial podría quedar en ‘albis’ hasta esa fecha.

El Barça califica de «agotada» la negociación

Por su parte, también el Barcelona informó de que la mesa de negociación salarial, entre Club y representantes de los futbolistas como del colectivo de trabajadores corporativos, ha dado por terminado el proceso de consultas sin llegar a un acuerdo. Una negociación que, además, califican de «agotada».

«La Junta Gestora del FC Barcelona informa de la situación de la mesa de negociación salarial entre el Club y los representantes de los futbolistas profesionales, y del colectivo de trabajadores corporativos.

Hoy día 11 de noviembre, tras varios días de intensas reuniones, y agotada la negociación, las partes han dado por terminado el periodo de consultas, sin llegar a un acuerdo.

En esta situación, corresponde a la Junta Gestora adoptar decisiones para resolver el grave problema financiero derivado de la pandemia del Covid-19, que provoca una reducción de ingresos del Club superior a los 300 millones de euros para la temporada 2020/21, y que obliga a un ajuste salarial de 191 millones de euros.

Sin embargo, dado que el proceso negociador ha puesto de manifiesto la sincera y firme voluntad de entendimiento de las partes, incluida la fórmula de recuperación de los salarios que hay que aplazar, y se han conseguido superar muchas de las dificultades que días atrás parecían insalvables, las partes han acordado concederse un plazo hasta el día 23 de noviembre, para reflexionar y decidir si los planteamientos que han quedado sobre la mesa todavía pueden ser aceptados.

Todas las partes sabemos que la negociación está agotada, pero tanto el Club como los futbolistas profesionales y el colectivo de trabajadores corporativos, somos muy conscientes del inmenso valor que tendría superar juntos y con plena entendida esta situación tan compleja, aunque , para ello, el Club tenga que aceptar no poder alcanzar las metas mínimas necesarias y, en el caso de los futbolistas profesionales, tengan que hacer una contribución mayor que sus expectativas.

En consecuencia, queda agradecer tanto a los futbolistas profesionales como al resto de trabajadores corporativos del Club su voluntad de entendimiento, y desear que este periodo de reflexión dé su fruto, si bien, si desgraciadamente no fuera así, no podemos rehuir la responsabilidad de adoptar la decisión que resulta imprescindible para el Club».

Triplete de collejas: Fati, Dest y Schreuder, las víctimas

La sesión previa al partido de Champions ante el Dinamo de Kiev vino marcada por los aniversarios. Y es que hasta tres miembros de la plantilla habían cumplido años durante estos días, por lo que antes de empezar el entrenamiento matinal, los jugadores formaron un pasillo para cumplir con la tradición de las collejas. Así pues, primero el segundo de Koeman, Alfred Schreuder, que el lunes cumplió 48 años, después Ansu Fati, que el 31 de octubre celebró su mayoría de edad, y por último, Sergiño Dest, que hoy alcanzaba los 20 años, se sometieron al tributo de las collejas, con más resignación que otra cosa.

Seguramente más de uno se preguntará por qué en los casos de Fati y Schreuder no se realizó en la sesión del lunes esta celebración. Pues sencillamente porque los jugadores aún no sabían los resultados del PCR que se sometieron a primera hora de la mañana, y se recomienda evitar cualquier tipo de contacto, por lo que no ha sido hasta hoy, cuando el test ha dado negativo a todos los integrantes de la plantilla, que se ha podido cumplir con la tradición.

Una sesión que también ha tenido una pequeña arenga de Ronald Koeman antes de iniciar los entrenamientos. El técnico holandés suele hablar unos quince a veinte segundos para abrir la sesión, pero en esta ocasión su charla se alargó casi un minuto.

El técnico holandés, a diferencia del Dinamo de Kiev, que ha viajado con 13 bajas, entre lesionados y covid19, cuenta prácticamente con todos sus efectivos disponibles. Con Marc André Ter Stegen a las puertas de recibir el alta, tras su operación en el tendón rotuliano de la rodilla derecha el pasado 18 de agosto, a día de hoy, sólo tiene tres jugadores de baja: Philippe Coutinho, Ronald Araújo y Samuel Umtiti. Este último ya acumula cuatro sesiones con el grupo, si bien aún no ha completado una sesión entera. Si no hay ningún contratiempo, el central francés podría recibir el alta de cara al partido ante el Atlético de Madrid, dentro de tres semanas.

De cara al partido de este miércoles ante el Dinamo, Koeman recupera a Gerard Piqué, que no pudo jugar ante la Juventus por sanción.