El vestuario del Barça: «De 100 partidos así, ganamos 99»

Difícil explicar lo que ocurrió en la segunda semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid. De hecho, ni los jugadores blaugrana son capaces de encontrar argumentos sólidos para razonar esta eliminación tras haber jugado uno de los mejores partidos de la temporada. «De cien partidos jugando así ganamos seguro noventa y nueve», era el mantra que se escuchaba en la expedición blaugrana que partió este viernes con destino a Barcelona.

Si bien los rostros eran serios y cariacontecidos, no había la sensación de pesadumbre ni rabia que se vivió en el vestuario tras la eliminación ante la Roma y el Liverpool en la Champions las dos últimas temporadas. Aquí era más la imagen de un equipo contrariado y desconcertado, convencido de que se habían hecho las cosas muy bien durante muchos minutos, pero que inexplicablemente se había dejado robar la cartera en los últimos minutos.

«Desde que juego contra el Atlético no había tenido la sensación de tanta superioridad», confesó un peso pesado, consciente que el Barcelona había sido una apisonadora futbolística durante tres cuartas partes del partido. Sin embargo, esta superioridad manifiesta no acabó reflejada en el marcador, ya que el Barcelona tuvo la mayor renta de un gol de ventaja, 2-1.

En el vestuario sorprendió, y mucho, que algunas voces pidieran la destitución de Ernesto Valverde, sobre todo porque algunos consideran que ante el Atlético se jugó el mejor partido de la era Valverde. De ahí que salieran a dar la cara rápidamente dos de los pesos pesados del vestuario, Leo Messi y Luis Suárez, para echar un capote al entrenador y manifestar su apoyo absoluto al técnico extremeño, frenando de esta forma cualquier especulación.

Por cierto, Valverde tiene previsto volver a ver el partido este fin de semana y hacer un resumen sobre algunas de las jugadas para analizarlo con la plantilla la próxima semana. Se trata sobre todo analizar qué pasó en los últimos quince minutos cuando el equipo se desmoronó tras haber dado un repaso de cabo a rabo al rival.

Así pues, una derrota dolorosa, pero que no dejará secuelas en el ánimo de la plantilla, ya que se percibe más como un accidente puntual que otra cosa. En todo caso, Valverde dio tres días de fiesta a sus jugadores -no volverán hasta el lunes- para que desconecten el fin de semana con sus familias. Un descanso reparador para empezar la semana con fuerzas, pensando en LaLiga, donde el Barcelona es líder empatado con el Real Madrid, y en la Copa del Rey, que el Barcelona se reengancha en la competición a mediados de enero.

Oblak se sienta a la mesa de Messi

Tan determinante como un nueve. O más, a tenor de lo visto. Oblak recibió ayer en herencia el brazalete de capitán de un Koke que estaba renqueante y el esloveno demostró que no le viene grande ese encargo del vallecano. El abrazo en las entrañas del King Abdullah con Simeone fue elocuente. Casi tanto como las felicitaciones que recibió de los jugadores del Barcelona, Messi, entre ellos. Y es que el portero esloveno fue la boya a la que se abrazó el Atlético para después protagonizar un acto de fe marca registrada del equipo de Simeone.

Pero primero fue Oblak quien miró a los ojos a Messi y compañía. Encajó, sí, pero su antológico agigantamiento no solo mantuvo al Atlético en la carrera por la semifinal sino que también colaboró para desquiciar al Barcelona. Las dos manos a Bardhi de hace unos días estaban todavía frescas antes de que el esloveno comenzara su recital. Y eso que Suárez le dejó un recadito con la cadera al cuarto de hora de partido. Tuvo que ser atendido. En el 22’ se lució ante Messi, que remató a bocajarro. Sacó la pierna para evitar el primero.

Solvente, como siempre, descolgando centros, en el 39’ hizo gala de su conocimiento de Griezmann. Le negó el gol en una salida rapidísima para dejarle sin tiempo ni espacios para localizar el disparo ni para intentar el dribbling. A renglón seguido, tapó acertadamente un remate de primeras de Suárez. En el segundo tiempo mantuvo el tipo, después del empate de Messi. Para entonces el Barcelona era ya un vendaval. El argentino le probó en el 55’, con un remate centrado y Oblak ni se inmuto. Tiró de colocación. Después le volvió a cerrar la puerta Griezmann adivinándole la vaselina que intentaba. Eran minutos de sufrimiento y las embestidas de una de las delanteras más goleadoras del mundo se veía frenada en las manos del esloveno.

Hasta encajando transmitió voluntad de pelea al Barcelona. Griezmann consiguió superarle en el 62’, al recoger el rechace en el área pequeña después del póster que Oblak le hizo a Suárez en un cabezazo potentísimo. En el 66’ repitió ante el uruguayo con una mano buenísima abajo. El charrúa pareció identificar el último foco de resistencia y mantuvo otros dos encontronazos más con el portero, llegando a temerse por su estado físico. Algo que soliviantó al propio Simeone que reclamaba protección para su portero. Oblak y el Atlético venían de ceder ante el Barcelona en el Metrolitano por una genialidad de Messi, pero esta vez fue el meta el que se sentó a su mesa para inclinar el duelo a favor rojiblanco. Por si hay dudas, fue su partido con más paradas en la temporada actual.

¿Hay partido por el tercer y cuarto puesto en la Supercopa de España?

El 2020 pasará a la historia como el año en el que cambió por completo la Supercopa de España. La RFEF cambió por completo el formato de la competición, pasando de una final a doble partido a una ‘final four’ en campo neutral y a partido único. Y ese campo neutral está siendo el King Abdullah Stadium de Yeddah, Arabia Saudí.

Esta primera Supercopa de España en formato ‘final four’ está cerca de llegar a su fin. Valencia, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid han sido los cuatro equipos que han disputado este nuevo sistema de competición.

El Valencia y el Barcelona, los dos equipos que quedaron eliminados en semifinales, no jugarán encuentro por el tercer y cuarto puesto. De hecho, los dos equipos eliminados aterrizaron ya en sus respectivas ciudades y ambos disfrutarán de días libres durante el fin de semana antes de encarar una semana con compromiso liguero.

La Federación decidió que no habría encuentro entre los dos eliminados a pesar de que podría haber colocado ese encuentro en la jornada de viernes o sábado. Además de poder optar a un título, los cuatro participantes del torneo no han jugado las dos primeras rondas de la Copa del Rey, en las que sí entraron los 16 equipos restantes de LaLiga Santander. Valencia, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid entrarán en la siguiente ronda de Copa, es decir, en 1/32.

Messi, Ter Stegen, De Jong y Piqué, los mejor puntuados por nuestros lectores

Leo Messi, Marc -André ter Stegen, Frenkie de Jong y Gerard Piqué son los futbolistas del Barça que mejor valoración obtienen tras la primera mitad de la temporada a tenor de los resultados de una encuesta activada en nuestra página web a finales de diciembre.

El genio argentino tiene un consenso espectacular con un 10 para el 70% de los participantes y un 9 para el 19%. Pese a haber estado un mes de baja al inicio de la campaña, ya es el máximo artillero de la Liga con 13 dianas y clave en el liderato del equipo barcelonista.

Ter Stegen, decisivo con paradas de mérito en muchos encuentros, también cuenta con el respaldo mayoritario de la afición. Un 37% le da un 9 y un 31% le califica con el 10 por un 8 para el 21%. El portero germano cumple su sexta temporada en el Barça a sus 27 años demostrando cada curso el acierto de su contratación por solo 12 millones de euros.

Frenkie de Jong es el fichaje de esta campaña que más satisface. El holandés llegado del Ajax no baja del 8 para el 81% de los participantes en la encuesta. Un 37% le da un 8, un 33% le valora con un 9 y un 11%, con un 10. Nadie le puntúa por debajo del 5. Antoine Griezmann, el otro refuerzo de campanillas del pasado verano, tiene margen de mejora para los seguidores culés. Un 33% le da un 7, un 18% le puntúa con un 8, un 4% le califica con un 9 y un 5%, con la máxima nota.

También Gerard Piqué recibe el aplauso de los lectores, de los que un 33% le dan un 8, un 23% le valoran con un 0 y un 6%, con un 10. Su compañero en el eje de la defensa, Clément Lenglet, obtiene otra nota alta con un 8 para el 34% y un 7 para el 31% y un 9 para el 11%. Luis Suárez, autor de 10 goles en la Liga, recibe el 8 para el 29%, el 9 para el 21% y el 10 para el 10%.

Ivan Rakitic tiene un 7 como calificación más elegida al igual que Arturo Vidal, Sergio Busquets, Sergi Roberto, Jordi Alba, Carles Pérez y Neto, mientras Ansu Fati, revelación de la campaña, se dispara al 8 para el 31% y llegando al 9 para el 18% y al 10 para el 16% de los lectores.

Entre los que más decepción han provocado en los cinco primeros meses de la temporada destaca Ousmane Dembélé debido a sus constantes lesiones sobre todo. El francés tiene como mejor nota un 5 (21%) seguido de un 4 (19%). Tampoco Junior Firpo acaba de convencer al recibir un 5 de nota más votada, por el 35% de los participantes en el sondeo.